El riesgo de reparar averías para el Concello

Una pequeña empresa lucense asegura que tiene dificultades porque no logra cobrar 122.000 euros


lugo / la voz

Fracasados los intentos que hizo directamente con el Ayuntamiento para cobrar las facturas que no le han sido abonadas, recurrió a la vía contenciosa. El titular de una pequeña empresa lucense dedicada a labores de mantenimiento y reformas atraviesa un momento muy difícil, según su titular, porque el Concello no le paga los, según él, alrededor de 122.000 euros que le debe, de pequeñas reparaciones y de parte del servicio que prestó en el área de vías y obras dentro del Plan Mellora Lugo. La falta de ingresos le dificulta hacer frente a alguna de sus obligaciones económicas, lo que, en una situación kafkiana, puede hacer difícil que cuando llegue el momento, se ejecuten los pagos.

Por pequeñas reparaciones, según el titular de la empresa, se le adeudan 80.235,21 euros. Son trabajos hechos desde abril del año pasado. En esta lista figuran unas treinta facturas, la más alta de las cuales asciende a algo más de seis mil euros, y la de menor importe no alcanza los 600 euros.

Reparaciones

El titular de la empresa indica que cuando el Concello necesita efectuar alguna pequeña reparación, especialmente si tiene cierta urgencia, como es el caso de una fuga de agua o una avería en el saneamiento, recurre a firmas como la suya. Dice que pese a la actual situación todavía lo siguen llamando. Indica que pasa lo mismo con otras firmas.

La otra parte de lo que le adeuda el Concello corresponde a seis meses de la ejecución de trabajos dentro del plan Mellora Lugo. Es el plan de 2016, ejecutado en 2017. Los otros tres meses sí fueron abonados. Por este concepto, siempre según su versión, se le deben 42.000 euros. Señala que él ha tenido que hacer frente a los pagos a los trabajadores (siete), a la Seguridad Social y a la liquidación de contratos.

Según el mismo pequeño empresario, en al menos dos ocasiones se perdieron las facturas electrónicas, y tuvo que volver a presentarlas.

Señala que, para poder atender sus obligaciones en el trabajo con el Concello para el citado plan tuvo que constituir una UTE. Dice que ya tendría que haber sido disuelta a final de año y, por las circunstancias reseñadas, no pudo ser. Supone que tendrá por ello algún problema.

Contencioso

Este pequeño empresario presentó dos escritos en el registro general del Concello exponiendo su situación y solicitando el abono de las cantidades que le corresponden. Como no tuvo respuesta, acudió a la jurisdicción contenciosa. Teme que la considerable acumulación de trabajo durante la larga huelga de los funcionarios de Justicia retrase considerablemente la resolución de su caso. En el Contencioso ha solicitado la incautación cautelar de las cuentas del Ayuntamiento de Lugo. El Concello -dice - «suponía más del 80% de mi facturación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El riesgo de reparar averías para el Concello