«Los robots nos van a sustituir en aquello que los humanos no hacemos del todo bien»

Enrique Gómez Souto
enrique g. souto LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Martíñez-Cortiña aboga por abrir a la sociedad el debate sobre las implicaciones de la tecnología

04 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Rafael Martínez-Cortiña Pont (Madrid, 1968) es autor, junto a María del Mar Souto Romero, del libro 2025. Bienvenidos a la sociedad inteligente, presentado durante la pasada feria del libro de la capital de España. En un auténtico viaje del pasado al futuro, los autores estimulan en esta publicación el debate sobre algunas de las posibilidades, temores e interrogantes éticos, sociales y económicos que plantea la creciente velocidad de cambio tecnológico que encamina a los seres humanos a una simbiosis, de alcance incierto, pero segura, con la máquina y la inteligencia artificial.

-¿Qué impulsó este trabajo?

-A día de hoy, el debate de las grandes cuestiones que se plantan entorno a la tecnología, a sus grandes implicaciones, se da en círculos muy endogámicos; nos dimos cuenta de que en esos debates siempre estamos los mismos. De ahí el libro; pretende servir para ampliar socialmente un debate que es imprescindible. Quisimos hacer un libro que explique de modo muy sencillo la evolución desde la sociedad agraria, pasando por la industrial hasta la sociedad digital que, podemos decir, se inicia en 2008 y que probablemente se prolongará hasta 2025.

-Con la creciente longevidad y la inevitable y cada vez más estrecha convivencia con robots se plantean cuestiones éticas, sociológicas, económicas y políticas de gran calado...

-Sí, vamos a convivir con robots en un sentido mucho más amplio de lo que lo hacemos en la actualidad. Ya pasa en China y Japón, por ejemplo. Van a sustituir aquello que los humanos no hacemos del todo bien. Pero no tienen posibilidad de desarrollar talentos humanos, como la voz. Todo lo bueno que nosotros tenemos, será lo que aportaremos a la inteligencia artificial.

-La rapidez de los cambios es sorprendente e impresionante...

-Sí. Es curioso que entre lo más desarrollado se encuentre en la industria sexual. Vamos a tener incluso la posibilidad de flirtear con la inteligencia artificial. Esto ocurre ya hoy en prototipo.

-¿Falta análisis, incluso filosófico, del impacto de la tecnología en el ser humano?

-Hasta hace unos dos años, analizábamos la tecnología desde la tecnología. Y estaba muy bien. Pero nos dimos cuenta de que era preciso analizar su impacto en el ser humano, porque es la primera vez que se dará una simbiosis entre lo humano y lo tecnológico. Por eso es preciso hablar ya de una ética robótica, o, al menos, de una ética para la relación con los robots, incluso planteándose si les son asignables algunos, digamos, derechos.

-¿Cuándo presentará el libro en Lugo?

-Efectivamente tengo intención de presentar 2025. Bienvenidos a la sociedad inteligente en Lugo, pero de momento aún no tengo decidida la fecha.