Auditorio: un paisaje con maleza y valla dañada a la espera del equipamiento

La Xunta aún no abrió las ofertas económicas de las siete empresas que compiten


lugo / la voz

A la convocatoria hecha por la Xunta para el equipamiento del nuevo auditorio de Lugo respondieron siete empresas, cuyas propuestas están siendo evaluadas en estos días. Como en todos estos procesos, hay por cada una de las ofertas dos sobres, uno con las características técnicas y otro con las económicas. Según fuentes autonómicas, parece que está a punto de finalizar la revisión de la documentación incluida en el primero de los sobres, y en la semana del mes que hoy comienza, aproximadamente, empezará el estudio de las ofertas económicas.

En marzo pasado, el delegado territorial de la Xunta, José Manuel Balseiro, indicó que, entre cubrir todos los trámites y ejecutar los trabajos de instalación, el equipamiento del auditorio podría estar completado a finales de este año o principios del próximo. En todo caso, dado el estado actual del proceso de adjudicación, parece que la contratación definitiva de los trabajos no se efectuará probablemente hasta septiembre.

Mientras tanto, el auditorio es un edificio sin estrenar rodeado de una valla cada día en estado más deplorable y con abundancia de maleza en su entorno. Son numerosos los lucenses que se interesan por conocer qué pasa con tan relevante infraestructura cultural y preguntan cuándo será abierta al público. Esencialmente, la información disponible en cuanto al estado en que se encuentran los trámites para completar su equipamiento son los que quedan reseñados. A mayores hay que indicar que las elecciones locales serán dentro de un año y no es descartable que los intereses políticos puedan jugar, en un sentido o en otro, en la rapidez con la que las obras de instalación del equipamiento se den por terminadas.

En todo caso, mientras sigue la larga espera por el uso de dicha infraestructura, son numerosos los vecinos que reclaman un mejor cuidado de su entorno inmediato, señaladamente en lo que se refiere al desbroce y a la reparación o sustitución de la valla metálica de obra que impide el acceso al recinto. En numerosos puntos está «cosida» con cordones o trozos de alambre.

El dinero para el equipamiento lo adelanta la Xunta, que lo recuperará quedando exonerada del pago del IBI correspondiente al HULA y a otros centros. A este respecto, a título particular, el presidente de la Federación de Asociacións, Jesús Vázquez, señala: «Eu creo que a Xunta tiña que mollarse máis, como fixo noutras cidades de Galicia». Reclama agilidad en los trámites y en las propias obras para que los lucenses puedan disfrutar cuanto antes del auditorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Auditorio: un paisaje con maleza y valla dañada a la espera del equipamiento