Deficiencias viarias que causan molestias y provocan riesgo

En varios puntos de la periferia urbana, los vecinos preparan reclamaciones para exigir mejoras en las calzadas


Lugo / La Voz

El pavimento de numerosas calles de la capital lucense exige atención municipal. En algunos barrios hay protestas por estas deficiencias. No son las únicas que provocan quejas de peatones y conductores. Las que siguen son solo algunas de ellas. A mayores, el PP insiste en que el Concello dejó sin asfaltar un tramo de la calle Mestre Méndez pese a que, dice, es de titularidad municipal.

Bajo la calzada, en la calle Mar Cantábrico hay una intersección de canalizaciones de agua. Está cubierto con una gran losa de hormigón. Hace años que el pavimento en el entorno de la losa se hundió con lo que hay una diferencia considerable de nivel. Para los conductores de coches, de vehículos de cuatro ruedas, solo representa una incomodidad. Para los usuarios de bicicletas y motos puede constituir un riesgo. Pese a que este problema se da desde hace largo tiempo, el Ayuntamiento no adopta medidas para corregirlo.

En As Gándaras, la infraestructuras viarias son francamente mejorables. En algunos casos, los vecinos se han cansado de esperar que el gobierno local se acuerde de ellos y han decidido presentar un escrito para reclamar las mejoras que quieren para su calle. Es el caso, por ejemplo, de la Rúa da Aguia.

Por su parte, el PP sigue empeñado en que el gobierno presidido por Lara Méndez se equivoca al dejar sin pavimentar una parte de la calle Mestre Méndez. Dice el portavoz municipal de los populares, Antonio Ameijide, que, de nuevo, se ven en la obligación de corregir un error municipal. Entregaron en el departamento de Ingeniería documentación que, a su juicio, demuestra que el tramo sin asfaltar es público, pese a que el gobierno lucense lo considere privado. Entre otros documentos, presenta varias licencias concedidas por el Concello. Ameijide declaró: «Os socialistas non poden desentenderse destes cidadáns cando antes lles deron servizos públicos». Dijo también: «É inexplicable que non asfalten un treito de rúa no que os veciños teñen todos os servizos municipais».

Ruina, maleza y vallas

En materia de deficiencias viarias, no todas se dan en la periferia de la capital. En la Ronda da Muralla, casi a la altura de Nicomedes Pastor Díaz, hay una casa en estado de ruina desde hace años. Para evitar posibles accidentes, la acera está vallada y los peatones caminan por la calzada, protegidos también por vallas. Tanto tiempo se mantiene este estado de cosas, que en la acera, pegada a la fachada del edificio, crecen unas frondosas matas. Muchos de los residentes en el entorno exponen sus quejas ante la falta de capacidad del Concello para resolver esta situación, tanto en lo que atañe al estado en ruina de la casa como a la afectación de la acera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Deficiencias viarias que causan molestias y provocan riesgo