Treinta meses de cárcel, el precio de una pistola sin permiso, droga y cartuchos

Inicialmente, la fiscalía pedía un total de siete años de prisión


lugo / la voz

Le pedían siete años de cárcel y, finalmente, hubo conformidad en que pague los dos delitos de los que fue acusado con un total de 2,6 años de prisión, así como una cuantiosa multa. El hombre que ayer se conformó con dicha condena tenía en su casa heroína de distintos tipos de pureza, cannabis, una pistola sin licencia y 102 cartuchos, de diferentes tipos.

Las partes llegaron a un acuerdo de conformidad, con lo que la fiscalía modificó sus conclusiones provisionales. Tomó en consideración la documentación aportada por la defensa que demuestra que el acusado está sometido a tratamiento terapéutico de su adición a las drogas y que sigue un curso de capacitación laboral. Además, la fiscalía consideró el hecho de que el acusado, cuando ocurrieron los hechos que se le imputaban, era consumidor habitual de sustancias estupefacientes, es decir, aplicó la atenuante de drogadicción.

Por el delito de tenencia ilícita de armas la fiscala pedía inicialmente dos años de cárcel, que acabó rebajando a un año. Por el de delito contra la salud pública (tráfico de drogas), la acusación pública solicitaba inicialmente cinco años de cárcel, que se quedaron finalmente en año y medio. Igualmente, por este mismo delito, la fiscalía pedía una multa de 38.203 euros; en caso de que no sea abonada, el ahora condenado podría ver incrementada en unos meses la pena de prisión.

La defensa solicitó al suspensión de la pena privativa de libertad, cuestión que será decidida en ejecución de sentencia.

Del ahora condenado, que carecía de antecedentes penales, policías destinados en Lugo tuvieron información de que se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes, en concreto heroína. La despachaba en su propio domicilio en la capital lucense. Los agentes efectuaron un seguimiento y comprobaron la venta de droga a varios consumidores los días 10 de noviembre de 2015 y 25 de enero de 2016, fecha esta en la que, con la correspondiente autorización judicial, entraron y registraron el domicilio. Encontraron heroína de distinta pureza, en las siguientes cantidades, según el relato de la fiscalía: 14,738 gramos del 39,99%; 0,175 gramos de 16,37%; 2,569 de 16,88%, y 0,305 gramos de 15,3%. Además en el registro hallaron 1.103,76 gramos de resina de cannabis con una pureza de 37,3%, y 490,11 gramos del 35,8%.

El arma

La pistola que los policías encontraron en el registro es una Taurus, semiautomática, modelo PT-51, recamarada para cartuchos del 6,35x15.54 mm., provista de dos cargadores.

Los policías se incautaron de 102 cartuchos (de ellos 17 del calibre 12 en una canana), de distinto calibres.

Siempre de acuerdo con el escrito de la fiscalía, la droga incautada tendría un valor en el mercado negro de 12.734,6 euros ; por auto judicial del 2 de agosto de 2016 fue autorizada la destrucción de la droga. El arma intervenida se encontraba en perfecto estado de uso y conservación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Treinta meses de cárcel, el precio de una pistola sin permiso, droga y cartuchos