Así fue la noche del crimen de Tatiana

LUGO CIUDAD

LUGO

La falta de cámaras de grabación en las calles permite que el abogado de Ibrahima siembre de dudas el crimen

24 may 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La jornada de ayer en el juicio que se sigue en la Audiencia contra Ibrahima Ndiaye por el asesinato de Tatiana Vázquez estuvo dedicada en gran parte a la investigación policial. Con las declaraciones de varios agentes comenzaron a quedar claras las pruebas que pueden ser válidas y las que no servirán de mucho a la hora del veredicto de hoy. De las declaraciones de los policías, entre ellos, dos inspectores que se encargaron de la investigación, se puede establecer una serie de hechos ocurridos la madrugada del nueve de abril del 2016. La noche del crimen de Tatiana fue así:

Víctima y acusado

Salen juntos de una pensión de la Ronda. Uno de los primeros detalles que quedó claro y que el acusado no había negado nunca es que Ibrahima y la víctima se subieron esa noche al Citroën ZX que la joven estacionó en la Calle Montero Ríos. A las 3.32 horas, una cámara de la Ronda capta el coche de Tatiana en el cruce de la Ronda da Muralla con Montero Ríos. A 200 metros se encuentra la pensión donde se aloja Ibrahima. Estaciona su vehículo en la mencionada calle y camina hacia la pensión con la bolsa que contenía productos comprados minutos antes en el 24 horas de San Roque. Según las cámaras, la pareja estuvo una media hora en la pensión donde se alojaba Ibrahima. Él reconoció que Tati le llevó comida a la pensión. A las 4.07 las cámaras captan a la pareja dirigiéndose al vehículo y probablemente discutiendo por la gesticulación que se aprecia. Se montan en el coche y mientras Tati se pone al volante, Ibrahima va de copiloto. Esto lo reconoció el acusado, que indicó que subió al vehículo como copiloto y echó a los asientos de atrás un paraguas y sujetó en sus manos una bolsa que había en el asiento. La versión del acusado es que tenía intención de ir caminado a un 24 horas que se encuentra en la calle San Roque para comprar un mechero, pero que Tatiana se ofreció a llevarlo porque llovía, y que lo dejó en las inmediaciones del establecimiento. Ibrahima indicó que la víctima le dijo que se marchaba a Castro de Rei y que tomaría la calle Fontiñas para salir de la ciudad.

El coche deTatiana

A las 4.11 horas, última prueba gráfica de que está viva. A las 4.11 horas se observa por última vez el vehículo de Tatiana girando hacia Fontiñas. La policía sostiene que se puede estimar que la hora de llegada al lugar donde apareció su coche con su cadáver, en el barrio de San Fiz, fue a las 4.21 horas. En la primera declaración, Ibrahima indicó que sobre esa hora se encontraba dando un paseo por la Muralla. La Policía desmonta una supuesta coartada al indicar que ninguna cámara lo capta paseando por esta a esas horas.