Los presupuestos, los indecisos de PP y PSOE y la política nacional marcarán las elecciones

El frente judicial abierto contra la alcaldesa y la irrupción de nuevos partidos podrían variar el mapa en el 2019


lugo / la voz

El 26 de mayo del 2019 los lucenses decidirán la corporación para los siguientes cuatro años. La encuesta de Sondaxe publicada este domingo y lunes muestra un panorama político plural y, para muchos, llenos de incertidumbres sobre la gobernabilidad: PP y Ciudadanos no llegan a la mayoría de 13 ediles, algo que sí lograrían los cuatro partidos de la izquierda (PSOE, Lugonovo, BNG y ACE), pero esta gran coalición se antoja complicada.

Incluso, se abren otros dos escenarios: que el PSOE si queda de segundo y a mucha distancia del PP, permita que gobierne la lista más votada sin mayoría, algo complicado; o que la izquierda permita renovar a Lara Méndez como alcaldesa en minoría o a un candidato del PSOE, como ocurrió cuando se vetó a Orozco. Y es que Méndez tiene pendiente una declaración en el juzgado por un presunto delito de malversación de fondos públicos, a raíz de una denuncia presentada por CSIF por el retraso en el cese de la letrada asesora del gobierno local.

Y existe un tercer escenario que podría variar la relación de fuerzas, o al menos influir en un escaño arriba o abajo. Si no que se lo digan al popular Jaime Castiñeira, que en el 2011 no llegó a ser alcalde por 450 votos. La irrupción de Foro Lugo, de Ildefonso Saavedra, restó votos al PP en el 2015 y parece que lo hará en el 2019 tras anunciar este partido que rompe las relaciones con los populares. Y por otro lado la posible aparición de una candidatura con el exsocialista Jesús Otero a la cabeza, apoyada por Manuel Martínez y otros desencantados del PSOE. La encuesta de Sondaxe deja claro que tanto PSOE como PP tiene un alto porcentaje de indecisos. Y si en el caso del PP parte de ellos se pueden ir a Ciudadanos, en el PSOE la cosa ya no está tan clara. La encuesta arroja un 35 % de indecisos y un 10,2 % de abstención de socialistas del 2015. También hay un 29 % de indecisos de Lugonovo, prestados algunos del PSOE y que no quisieron votar a una lista encabezada por Orozco. La encuesta de Sondaxe atribuye un 7,4 % a votos a otras formaciones y en blanco, frente al 5,4% del 2015. Ese 2% de diferencia es fundamental.

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, ayer recordó que la encuesta del pasado año premiaba su gestión y les daba hasta 9 ediles, mientras que un año después bajarían a 7. «Creo que queda claro que a falta de orzamento nun ano foi percibida polos cidadáns e por iso vinculei o meu cargo nunha cuestión de confianza para permitir que este 2018 Lugo teña un presuposto». Esta es la gran baza que va a jugar la regidora: un año por delante para ejecutar numerosas obras, muchas de ellas de gran visibilidad ciudadana, y que esperan que sean rentables a nivel político.

Por su parte, desde el PP, que siguen sin candidato, su presidente local, Ramón Carballo, cree que los datos de la encuesta son positivos «porque somos a única alternativa de goberno a unha alcaldesa que non se consolida e que chegou por sorpresa» y apunta que lo que está sucediendo en la política nacional va a influir: «A enquisa é positiva porque nós non vivimos un bo momento a nivel nacional polos casos abertos que influén na tendencia, pero somos especialistas en superar as enquisas e cando teñamos o equipo haberá outra visión».

Quien sale beneficiado de la encuesta es Ciudadanos, que sube de 2 a 4 y que hace un año sacaba solo uno. Su portavoz, Olga Louzao, señala la influencia que tiene el buen momento que atraviesa el partido a nivel nacional, pero pone en valor el trabajo que han hecho estos tres años, obteniendo los mejores resultados de Galicia. Preguntada por su mala nota, la peor, de todos los portavoces, Louzao lo tiene claro: «Non me sorprende, porque nin os votantes de sempre do PP nin os de esquerda fieis nos queren».

Cristina Pérez Herráiz, de Lugonovo, se queda con que su formación solo pierde un 2 % de votantes dentro de un contexto muy complicado: la marcha por diferencias de criterio de Rocha y de Iñaki García y también de Podemos. ACE recoge parte del voto que pierde Lugonovo. «O que me dá medo é que o PSOE deixe gobernar a PP e Ciudadanos, porque vendo o que temos hoxe, é complicado un acordo con catro grupos de esquerda cando o actual goberno non escoita e non busca un apoio real con nós, e vese cando pacta co PP grandes temas», reflexiona Pérez, aunque, como dice, «un ano en política é moito, porque no 2014 nin existiamos».

El portavoz del BNG, Rubén Arroxo, es de la misma opinión, y señala que el próximo alcalde o alcaldesa «está claro que terá que dialogar, porque a veciñanza quere unha corporación plural e quen goberne terá que apostar por consensos, e non como este goberno local que se lanzou pola unilateralidade».

La encuesta de Sondaxe confirma el ascenso de ACE, cuyo portavoz, Carlos Portomeñe, además de ser el mejor valorado de todos, cree que los lucenses perciben «a nosa coherencia ideolóxica e ética, e por iso imos seguir traballando sen renunciar aos nosos principios».

Los lucenses suspenden al gobierno local y los grupos de la oposición sacan peor nota

Suso Varela
Gestión del alcalde y la oposición en Lugo Gestión del alcalde y la oposición en Lugo

El equipo de Lara Méndez sale mejor valorado que el resto de partidos, pero baja su calificación en un año

La valoración que hacen los lucenses de la gestión que desarrollan tanto el gobierno local como grupos de la oposición es bastante negativa e, incluso, comparándola con la encuesta realizada por Sondaxe hace ahora un año, ha empeorado. Los resultados de la encuesta de mayo del 2018, a un año de las elecciones locales, arrojan una nota de 4,34 para la gestión que realiza el gobierno que preside la socialista Lara Méndez. Hace un año, esa nota era de 4,83.

Pero si el gobierno municipal no aprueba, la percepción de los lucenses sobre el trabajo de los grupos de la oposición es bastante peor que la que tienen del equipo de Lara Méndez y también si se compara con los datos de hace un año. Los cinco grupos de la oposición bajan del 4: PP (3,73), Lugonovo (3,88), BNG (3,92), Ciudadanos (3,30) y ACE (3,71). Es evidente que la percepción de los lucenses sobre la situación política con respecto a mayo del 2017 es peor. La ingobernabilidad en algunos momentos del mandato, véase la falta de acuerdos para un presupuesto municipal que abocó al gobierno de Méndez a presentar una moción de confianza, ha lastrado las notas que recibe tanto su equipo como la oposición.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los presupuestos, los indecisos de PP y PSOE y la política nacional marcarán las elecciones