Cientos de folletos turísticos y una pantalla, abandonados en los fielatos

El material tiene el nombre de la Consellería de Cultura y de Amigos da Muralla


lugo / la voz

Numerosas cajas conteniendo folletos turísticos, posiblemente de la ciudad y hasta un punto de información electrónico, con la correspondiente pantalla, forman parte del material que fue abandonado en uno de los fielatos, el de la derecha saliendo, de la Porta de San Fernando. El de la izquierda también almacena abundante propaganda turística. Está amueblado y en su día fue gestionado por la Asociación Amigos da Muralla. No es posible concretar el tiempo que las dos instalaciones fueron abandonadas y cerradas. Por algunas fotos se sabe que funcionaban a pleno rendimiento en 2002, un par de años después de que el monumento fuese declarado Patrimonio de la Humanidad.

El recinto de la parte derecha conserva el soporte metálico y la correspondiente pantalla de un punto de información electrónico. En su parte inferior figura el nombre de la Consellería de Cultura, organismo que es titular de la Muralla de Lugo y, por lo tanto, encargado de su cuidado y mantenimiento.

Más material abandonado

Los diez fielatos que tiene la Muralla (en una anterior información se decía erróneamente que eran siete) se encuentran totalmente abandonados. Esa es una de las razones por las que algunos colectivos acogieron muy favorablemente el interés mostrado por la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) por darles usos, aunque ahora comenzaron a aflorar también propuestas para más usos. El citado colectivo se comprometió a su mantenimiento.

Estos puestos, que antaño ocuparon los encargados de cobrar ciertos arbitrios a quienes llegaban con mercancías a la ciudad, están presentes en todos los accesos de la muralla con la excepción de San Pedro, Falsa, Miño y Santiago. Hay puertas que tienen dos, y algunos con bastante amplitud e incluso con vidrieras a modo de escaparate, como es el caso de los de Bispo Aguirre.

Todos se encuentran deteriorados y, además, las puertas que fueron hechas con un revestimiento de cobre presentan bastante suciedad, pintadas, pegatinas y otra serie de desperfectos que afean tremendamente el gran monumento lucense.

No solo hay material abandonado en los de San Fernando. El de la izquierda de la Porta do Teatro, según se sube hacia el centro de la ciudad, fue dejado con todo el amueblamiento montado en el hueco. Eso ocurre también en San Fernando. En otros locales fue colocada doble puerta, una de ellas acristalada.

En el de la Porta da Estación quedó todo el mobiliario con el que fue dotado el recinto

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cientos de folletos turísticos y una pantalla, abandonados en los fielatos