Los sindicatos calientan motores para la huelga

Centenares de lucenses se manifestaron para pedir mejoras laborales y sociales


lugo / la voz

Con una huelga general planeando sobre el mes de junio, convocada por la CIG, centenares de personas salieron a la calle en manifestación en un Primeiro de Maio. Estuvo marcado por el conflicto de los funcionarios de justicia, por las protestas de los pensionistas y por un llamamiento a la recuperación de los derechos de los trabajadores perdidos en los últimos años como consecuencia de la crisis.

Como ya es habitual, la CIG se manifestó en solitario y UGT y Comisiones Obreras, unidos, bajo el lema «É tempo de gañar». Los recorridos y el final de las marchas tampoco cambiaron en cambos casos. En esta segunda manifestación, en la que también se valoró la posibilidad de convocar una huelga general, no solo en Galicia, iban la alcaldesa Lara Méndez y algunos de los miembros de su equipo. También se sumó el alcalde de Monforte, José Tomé Roca.

El secretario de UGT, Ángel Tomé, declaró que están valorando la convocatoria para tratar de cambiar la situación social. «Este goberno -declaró- non ten intención de cambiar nada, a non ser que se vexa obrigado». No entró a valorar si podrían ir con los nacionalistas e insistió en que la convocatoria, para tener efecto, tendría que ser a nivel estatal. El responsable en Lugo de Comisiones Obreras, Jesús Lodeiro, habló también de una respuesta a las políticas económicas que siguen generando precariedad y desigualdad.

En el comunicado conjunto ambas organizaciones hicieron alusión a la desvalorización de los salarios «e a precarización das condicións de traballo, promovidas pola reforma laboral, que fomenta unha recuperación baseada nunha repartición desigual da riqueza e un modelo de crecemento asentado en actividades pouco produtivas». Aludieron también a que la patronal se resiste a que reviertan sobre los trabajadores los efectos positivos del crecimiento de la economía e insistieron en que la subida de las pensiones es insuficiente y no corrige los efectos negativos de la reforma del año 2013.

Diferenciarse de UGT y CC. OO,

El secretario de la organización nacionalista, Antonio Niño, consiguió aplausos de los asistentes cuando dio por segura una huelga en junio, que en aquellos momentos no tenía fecha. Lo anunciaron en la manifestación de Vigo. Será el día 19.

Niño advirtió que la huelga general es la respuesta necesaria a la situación actual. Habló de las pensiones, que con las últimas reformas «tiveron, teñen e terán consecuencias aínda máis graves para quen acceda á xubilación a partir do 2019, xa que lle aplicarán o chamado factor de sostibilidade que significa que por cada ano que vivamos máis cobraremos menos». Se refirió a las condiciones laborales, con contratos de trabajo «en condicións escravizantes».

Niño volvió a cosechar aplausos cuando se refirió al conflicto de los funcionarios de justicia y a la postura de Comisiones Obreras y UGT. La CIG en el manifiesto alude a que es necesario dar una respuesta «ao retroceso das liberdades democráticas e dos dereitos fundamentais a través da Lei Mordaza, da última reforma do Código Penal». También hace referencia a la «existencia de presos políticos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los sindicatos calientan motores para la huelga