Recurre al Supremo el único condenado en la Campeón que no llegó a acuerdo con fiscalía

La Audiencia impuso a Javier Rodríguez, de Proitec, 13 meses de cárcel y 2,5 millones de multa


LUGO / LA VOZ

Defendió tenazmente su inocencia y fue el único de los doce acusados en el caso Campeón que se negó a conformar una condena con la fiscalía, porque no aceptó admitirse culpable. Finalmente, la Audiencia Provincial de Lugo impuso a Javier Rodríguez, socio de la firma Proitec, una pena de 13 meses de prisión, así como una multa de 2,5 millones de euros. Tal como dijo en su momento, Rodríguez ha presentado recurso de casación ante el Tribunal Supremo, basado en casi 30 motivos. Su abogado, José Luis Fiuza, sostuvo desde la vista preliminar del citado caso que las deficiencias en la instrucción debían de suponer la anulación total o parcial.

Fiuza mantiene que hubo, en la instrucción de este asunto, vulneración tanto de derecho constitucional como quebrantamiento de forma. El letrado indica que ahora será preciso esperar unos seis meses para conocer si el Supremo admite a trámite el recurso; en caso de que sea así, la resolución, según los cálculos de Fiuza, podría tardar en producirse entre un año y año y medio.

Fiuza sostiene que este caso tendría que ser instruido para jurado popular. Javier Rodríguez fue condenado a cuatro meses como cómplice de un delito intentado de fraude en subvenciones, y nueve meses como cómplice de un delito consumado de fraude de subvenciones. Fiuza sostiene que en los hechos probados, con respecto al delito consumado, «no se hace referencia a Javier [Rodríguez], ni tan siquiera aparece su nombre». Con respecto al delito intentado «aparece dos veces su nombre, no como autor, sino como integrante de una sociedad».

Otro de los argumentos en los que se basa el recurso es que se ordenó la intervención del teléfono de Rodríguez sin que hubiera motivo para ello. Señala el letrado: «Esa intervención se realizó por una conversación que mantenía con otra persona que en aquellos momentos estaba imputada y donde no hay el más mínimo contenido delictivo, ni indicios de la comisión de un delito».

El caso Campeón fue una investigación de fraude en subvenciones públicas, iniciada en 2010, a partir de las solicitadas por la empresa Nupel, del empresario Jorge Dorribo; este fue condenado a cinco años y 11 meses de cárcel, y multas que suman seis millones de euros. En este caso llegaron a estar investigadas alrededor de cincuenta personas.

El socio de Javier Rodríguez en Proitec, Carlos Monjero, sí conformó condena con la fiscalía y hace frente a ocho meses de cárcel y multas por 1,1 millones.

La pena de cárcel más baja impuesta por la Audiencia fue de 75 días.

El letrado de Rodríguez cree que la intervención telefónica no estuvo justificada

José Luis Fiuza entiende que el caso debió de ser instruido para jurado popular

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Recurre al Supremo el único condenado en la Campeón que no llegó a acuerdo con fiscalía