El número de estorninos en Lugo pasó en seis meses de 15.000 a 400

Enrique Gómez Souto
enrique g. souto LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

ALBERTO LÓPEZ

La empresa que se encarga de su control hace estimaciones medias semanales

26 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Los estorninos se van de la ciudad. Lo harán progresivamente, según la empresa encargada de su control, a lo largo del mes en curso. Es posible, señala Locus Avis, que en función de las condiciones meteorológicas pueda haber algún repunte puntual de la presencia de estos pájaros en Lugo. Desde el pasado septiembre, pasó de haber unos 15.000 ejemplares a menos de 400. En el parque de Frigsa, uno de sus dormideros preferidos, la población de estos pájaros cayó de una media semanal de 15.000 entre agosto y septiembre de 2017 a 90 en la penúltima semana de febrero. La empresa Locus Avis indica que durante todo el pasado mes de febrero se produjeron entradas de estorninos en la ciudad, si bien en cantidad muy inferior a la registrada durante los primeros meses de la temporada en la que se efectúan los controles, a finales de agosto. Señala que estos pájaros «han sido rápidamente expulsado» por sus técnicos.

La avenida de Ramón Ferreiro es uno de los dormideros preferido por los estorninos, al menos según los datos que manejan en la empresa que se encarga de su control, por cuenta del Ayuntamiento. En los primeros días de septiembre del año pasado, contabilizaron 1.333 ejemplares. La mayor cantidad se registró en los primeros días de noviembre, con 1.875. A finales de febrero, el número total rondaba los 67. En el caso de esta avenida, la poda de los árboles resulta decisiva para que los estorninos decidan cambiar de emplazamiento.

Con la avenida de Ramón Ferreiro compite el parque de Rosalía de Castro en las preferencias de estas aves para pernoctar. A principios de septiembre del año pasado, los técnicos de la empresa Locus Avis contabilizaba 1.667, cantidad que a mediados de noviembre se había incrementado hasta 2.500. Siempre según los datos que maneja la citada empresa, a finales de febrero la población había quedado reducida a cien ejemplares.