Carencias y fortalezas de una ciudad con recursos patrimoniales por explotar

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

ALBERTO LÓPEZ

No hay visitas guiadas, falta coordinación entre administraciones y no se ponen en valor los restos arqueológicos

18 feb 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Lugo tiene un enorme potencial aún sin explotar. El patrimonio (alguno, mundial, como la Muralla, la Catedral y el Camino Primitivo) sigue a la espera de que se desarrollen estructuras que favorezcan la difusión cultural y, de paso, ayuden a mejorar la economía de la ciudad, que, como suele decir el historiador Adolfo de Abel Vilela, solo se asienta en funcionarios y jubilados.

A pesar de la riqueza y variedad del patrimonio y de que salvo en el caso del Museo Diocesano (cinco euros) todas las salas y monumentos son gratuitos, en Lugo se siguen apreciando carencias que no favorecen el desarrollo turístico de la ciudad. Por ejemplo, salvo en Semana Santa y los meses de verano, no hay servicio institucional de visitas guiadas ni por la ciudad ni por los dispersos yacimientos romanos de la misma. Sí hay una empresa, www.sintelugo.com, que las ofrece en función de la demanda. Cualquier capital que quiera tener en el turismo una opción de desarrollo económico dispone de este tipo de visitas.

Aunque proyectos como Muralla Dixital, que mejoraron la museografías de las salas municipales y del MIHL, y los paneles que instalaron con los fondos del Urban paliaron el déficit informativo, a lo largo de la ciudad hay numerosos espacios que carecen de una mínima explicación histórica. Así, con fondos públicos y privados se han hecho intervenciones que luego desaparecen para el ojo del lucense o del turista. Lugo sigue sorprendiendo en cualquier visita, porque muchos visitantes reconocen que se hallan a veces con rincones que nadie les había explicado.