El virus FIBA amenaza al Breogán

Baloncesto Sulejmanovic y Löfberg no estarán con el equipo en el partido de Castellón


lugo / la voz

La segunda jornada de las ventanas FIBA, fecha en la que se disputan partidos de selecciones clasificatorios para el Mundial de Baloncesto de China en el año 2019, aunque no se paran las competiciones locales, se abrirá del 18 al 26 de este mes. El Cafés Candelas Breogán perderá en estas fechas a dos jugadores importantes, Löfberg y Sulejmanovic, que están obligados a acudir a las convocatoria con las selecciones de Suecia y Bosnia.

La ausencia de dos piezas importantes en el engranaje blanquiazul hace que en el club lucense teman que vuelva a afectarles el denominado virus FIBA, que tuvo una incidencia directa para que el equipo resultara derrotado en su visita a Huesca cuando sufrió la primera derrota del campeonato.

Algo que molestó especialmente en el entorno del club lucense es que en el caso de Löfberg su participación con Suecia en los dos partidos se limitó prácticamente a los entrenamiento, ya que apenas llegó a jugar los dos partidos de competición oficial.

El bosnio y el sueco no solo se perdieron el partido del campeonato liguero ante el Huesca, sino que regresaron muy cansados del viaje y apenas pudieron aportar nada en el siguiente. Otro problema es que con el cambio de ritmo en los entrenamientos tardaron varios días en volver a adaptarse a la dinámica de trabajo del resto de compañeros y su rendimiento se resintió. Por si fuera poco, Lófberg cayó enfermo fruto de un proceso gripal que le dejó muy debilitado.

Ambos jugadores ya fueron incluidos en las preselecciones de sus respectivos combinados nacionales y Sulejmanovic es seguro que estará en la lista definitiva. Löfberg también tiene muchas opciones de entrar en la convocatoria definitiva, pero todavía no está totalmente confirmado.

Visita a Castellón

Los partidos de selecciones nacionales coinciden en esta ocasión con el encuentro de la liga LEB Oro que el cuadro breoganista disputará en la pista del TAU Castelló el próximo día 23 y en el que no podrá contar con dos de sus jugadores. En la primera vuelta los lucenses superaron con rotundidad al cuadro levantino, pero tras esa derrota mejoraron de manera notable y lograron colocarse en una posición cómoda en la tabla, por lo que van a ser un rival peligroso en un momento en el que cada partido es una final para los breoganistas en su lucha por lograr el ascenso a la ACB de manera directa.

La única ventaja en esta ocasión es que el siguiente compromiso del cuadro lucense no será hasta el día 4 de marzo, un margen que debería ser más que suficiente para que ambos integrantes de la plantilla dispongan de tiempo suficiente para regresar a Lugo, descansar tras los desplazamientos y los dos partidos de clasificación para el mundial de China y reincorporarse con normalidad al trabajo con sus compañeros para preparar la próxima cita liguera que será en el Pazo Universitario ante el Chocolates Trapa de Palencia el día 4 de marzo.

El que no se anduvo por las ramas en su momento para expresar lo que supone caer víctimas del virus FIBA fue el preparador breoganista Natxo Lezcano. «Este tipo de cosas no ayudan y le hacen un flaco favor a la competición. Es preciso que los aficionados puedan disfrutar siempre de los jugadores, sobre todo de los buenos. No es de recibo que baloncestistas como Sulejmanovic y Löfberg no estén con nosotros durante 10 días cuando estaban en un gran momento de forma».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El virus FIBA amenaza al Breogán