Un colegio en San Fernando

Lugo Monumental quiere que el centro sea un lugar para vivir, con familias disfrutando de las calles del centro

.

En el año 2014 la Asociación Lugo Monumental se vio obligada a recurrir a la Fiscalía para pedir que se estudiase el deterioro del Cuartel de San Fernando, lo que provocó que al menos se hicieran obras de consolidación para frenar su deterioro. Lamentablemente hoy seguimos debatiendo sus usos.

Ayer el historiador Adolfo de Abel Vilela defendía en ese edificio un Museo de la Romanización. Desde Lugo Monumental consideramos que ese museo es tan necesario para esta ciudad como lo es el Guggenheim para Bilbao o El Prado para Madrid. Nuestro pasado romano merece el protagonismo que siempre se le ha negado, y hay almacenes llenos a rebosar de piezas que en cualquier otra ciudad serían por sí mismas objeto de estudio y de exposición… Ese museo romano es necesario, pero no en San Fernando.

Cuanta más importancia le damos al depósito arqueológico de Lugo más sentido tiene elegir el Hogar de Santa María como sede del museo romano, aunque sea por una cuestión de espacio. Los 5.280 metros cuadrados de San Fernando palidecen frente a los 12.632 de Santa María, que está en una parcela de casi 20.000, y cuyos actuales servicios son relativamente fáciles de trasladar. ¡Será por inmuebles públicos sin uso en Lugo!

El Museo de la Romanización necesita mucho espacio porque debe contar con grandes áreas de depósito de piezas no expuestas, zonas para investigación, laboratorios, despachos, biblioteca… y todo eso no cabe en la parcela de la Plaza del Ferrol pero sí en Santa María.

En cuanto al coste… en lugar de hacer ese museo el Ayuntamiento de Lugo ha enterrado millones de euros en el infrautilizado MIHL, un juguete que como sucede con los regalos navideños caros de los niños caprichosos, ha sido arrinconado porque ahora toca dar todo el protagonismo a la vieja Cárcel. Por su parte la Xunta de Galicia ha incumplido sistemáticamente su promesa de utilizar el viejo cuartel para el museo, como incumplió su proyecto de auditorio, que se fue del centro donde debiera haber estado por razones que todavía no han sido aclaradas.

Modelo de ciudad viva

En Lugo se echa de menos un plan de ciudad y de sus barrios. ¿Qué queremos hacer del casco histórico de Lugo? ¿Un parque temático para turistas o una ciudad para vivir? ¿Un modelo que busque mareas de visitantes como Santiago de Compostela o un barrio vivo y habitado como el centro de Pontevedra? El turismo es una innegable fuente de riqueza pero también es un depredador que se cobra un precio muy alto, y si lo dudan visiten la otrora paradisíaca Playa de las Catedrales.

Desde Lugo Monumental queremos un barrio en que los lucenses deseen vivir, con familias disfrutando de sus calles peatonales, pequeños comercios en que conocen a sus clientes por el nombre, con esa hostelería acogedora que nos ha hecho famosos en todas partes... Si además logramos atraer turismo, será fantástico, pero no podemos basar nuestro modelo de casco histórico en una especie de Disneylandia romana.

Para fijar población el servicio más demandado por las familias es la educación. El único colegio público del recinto amurallado es el Quiroga Ballesteros, claramente insuficiente, y de ahí la idea de llevarlo a San Fernando. Quien considere que ese espacio es «demasiado bueno» para ser un centro educativo se equivoca. Ningún edificio lo es. Los colegios tendrían que ser palacios, catedrales del conocimiento para formar a los lucenses del mañana. Nuestro futuro, el futuro de Lugo, no merece menos.

Luis Latorre es presidente de Lugo Monumental

«El Hogar de Santa María, en una parcela de 20.000 metros cuadrados, es el lugar más lógico para acoger un museo romano»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un colegio en San Fernando