Jesús Vázquez: «Ou hai rehabilitación ou A Milagrosa será un barrio marxinal»

Asociaciones y técnicos intentan que no se pierda otra oportunidad de lograr la declaración de Área de Regeneración Urbana


lugo / la voz

Fracasado el primer intento, las asociaciones, el Concello y el gabinete de arquitectura que puso en marcha la iniciativa preparan un nuevo intento de conseguir la consideración de Área de Regeneración y Renovación Urbana para la parte más antigua de A Milagrosa, que sufre un acelerado deterioro urbanístico y social. GAU ha ofrecido al Concello la elaboración de la memoria que se exige para dicha solicitud. Conseguir la rehabilitación del área comprendida entre Camiño Real y la avenida de A Coruña, y de Concepción Arenal a la plaza de la iglesia, es condición imprescindible para el futuro de este barrio de la capital lucense. El presidente de la Asociación de Veciños, Comerciantes e Industriais, Jesús Vázquez, señala: «É vital dar unha solución á zona vella do barrio; é o ser ou non ser da Milagrosa. Ou rehabilitamos ou nos convertemos nun barrio marxinal».

En la primera ocasión en que se tramitó el ARRU hubo deficiencias de gestión poco explicables. Ahora no se quiere perder la nueva oportunidad de conseguir la citada declaración. Para ello es precisa la implicación de los propietarios. En esta iniciativa están comprometidas las dos asociaciones del barrio (además de la citada, la Asociación de Veciños da Milagrosa), la parroquia y el Concello, además del Gabinete de Arquitectura y Urbanismo. En su momento se desarrolló una campaña informativa, durante la cual numerosos propietarios se mostraron interesados en acogerse a las ayudas económicas que supone la consideración de ARRU de una zona de la ciudad. En Lugo los dos precedentes son el casco histórico y el Sagrado Corazón (ya concluido).

El deterioro de la zona denominada Agro do Rolo (la nueva plaza del barrio lleva este nombre, pero no se encuentra en el ámbito afectado) queda patente en el estado de numerosos edificios. Uno de ellos, el de la esquina de Camiño Real con Xulia Minguillón, se hundió parcialmente, sus propietarios no asumieron la demolición y lo hizo el Concello por vía subsidiaria; las obras aún no concluyeron.

Jesús Vázquez lo tiene claro: «Considero que se algo vai influír no futuro do barrio é a rehabilitación desta zona, e para iso é preciso o ARRU. Ou se lle da unha solución o nos convertemos nun barrio marxinal». Vázquez destaca que en ese ámbito ha cerrado una gran parte del pequeño comercio, un gran número de casas están tapiadas y otras están alquiladas a precios muy bajo. Hay varios inmuebles okupados. Todo ello hace que la sensación de inseguridad sea creciente, señala Vázquez. Resalta igualmente la falta de espacios públicos, como jardines.

El ARRU supone ayudas a los propietarios para la mejora de los edificios y fondos públicos para mejorar las urbanizaciones.

Otros ámbitos, otros planes aplazados

La rehabilitación del casco histórico lleva muchos años acogida a lo que antes se denominaba Área de Rehabilitación Integral y ahora se define como Área de Regeneración y Renovación Urbana. La segunda y ya ejecutada fue la del Sagrado Corazón. Tanto en los mandatos de López Orozco como en el actual se apuntaron desde los gobiernos locales nuevas áreas susceptibles de ser mejoradas mediante la fórmula ARRU: A Ponte y Montirón, entre otras. Todas ellas requieren intervenciones privadas y públicas, pero hacerlo en el Agro do Rolo en A Milagrosa no admite más demoras antes de que sea demasiado tarde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Jesús Vázquez: «Ou hai rehabilitación ou A Milagrosa será un barrio marxinal»