Las claves para lucir el cuerpo perfecto

La depilación perfecta, ese es el objetivo de los nuevos láseres, como el de diodo, que proporcionan un resultado de calidad con la ventaja de su funcionamiento a baja temperatura. En los salones de belleza de Eduardo Souto, en Lugo, utilizan la tecnología más innovadora al servicio de la estética.

.

Hace tiempo que la depilación dejó de ser un tema tabú para la mayoría de los hombres, dado que a día de hoy se ha convertido en un ritual más de belleza. Pocos son los que no acuden al centro de estética para retirar, al menos, el pelo del pecho, cuello, espalda, barba o abdomen. Además, la mayoría de ellos opta por sumarse a la nueva tecnología láser para evitar los incómodos y dolorosos tirones que produce la cera.

Desde la cadena de peluquería y estética Eduardo Souto de Lugo recomiendan el láser y explican la tecnología que usan. «Utilizamos la tecnología más innovadora y desarrollada del momento. Se trata de una depilación con láser de diodo de alta potencia e intensidad Sapphire. Nuestras máquinas tienen un sistema con tecnología Depilice, lo que significa que el diodo trabaja a temperaturas de hasta -7 Cº. El frío hace indolora la depilación láser de alta potencia», indica Eduardo Souto, gerente del salón. Según el propietario de esta cadena de peluquería y estética, que este año celebra su veinticinco aniversario y cuenta con siete salones en la capital, cada día son más los hombres que se suman a la comodidad de estar totalmente depilados. «Estamos en una época en la que no solo la imagen juega un papel muy importante, sino también el practicar deporte, el ritmo de vida… en definitiva, la comodidad», indican el gerente.

Según el relato de este empresario, en los últimos años, estos tratamientos se han convertido en algo habitual, y, en principio, cualquier persona puede depilarse con láser. «No está indicado en mujeres gestantes ni en período de lactancia. Al igual que tampoco está recomendada en personas con enfermedades de tipo canceroso o sometidos a tratamientos de radio o quimioterapia. Son casos excepcionales», asegura.

En cuanto al número de sesiones necesarias para acabar por completo con el vello de una zona, Eduardo Souto indica que depende del tipo de pelo y tono de piel, pero generalmente con seis u ocho sesiones el pelo desaparece. «Con los ciclos de crecimiento del pelo las sesiones deben hacerse cada dos meses. Únicamente en el facial, que se podría reducir a seis semanas, aproximadamente», indica el gerente del salón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las claves para lucir el cuerpo perfecto