El búho vuelve a Lugo por Navidad

Dos ejemplares recalaron hace unos días en plena Praza Maior


Lugo / La Voz

La acción humana está ocasionando cambios acelerados en el paisaje, y a él se va adaptando la fauna. Como ejemplo, los dos búhos que fueron captados hace unos días por el objetivo del fotógrafo Hixinio Flores en plena Praza Maior de Lugo. Una estampa nada habitual en esa zona, pero que tampoco sorprende entre los expertos. El ornitólogo Óscar Rivas, de la Sociedade Galega de Ornitoloxía, explica que lo más probable es que estos dos ejemplares de la Praza Maior sean aves migratorias que, en su viaje hacia el sur, hicieron una parada en el centro de la capital lucense para descansar. «É raro que queden na Praza Maior porque é un entorno que non lles ofrece moito refuxio», explica Rivas.

Según informa este ornitólogo, los dos ejemplares vistos en la Praza Maior son de la especie búho chico (bufo pequeno en gallego), semejante al búho real, pero de menor tamaño. Se trata de aves rapaces nocturnas, forestales, de la fauna gallega -vinculadas a los mouchos-, aunque no hay datos sobre el número de población en la comunidad. Rivas explica que una parte de la población de búhos chicos es residente permanentemente en Galicia, mientras que otra parte llega en los meses de frío: «Veñen á Península Ibérica en outono desde as illas británicas ou o norte de Francia e quedan ata principios da primavera», matiza. En el caso de las dos aves de la Praza Maior, explica que «o máis probable é que sexan migratorias, non residentes», y que sería raro que se quedasen en ese lugar: «Puideron seguir o camiño máis cara ao sur ou quedar no Parque de Rosalía, que ofrece mellor refuxio».

  

Sobre la idoneidad del centro de Lugo para estas aves rapaces, Óscar Rivas explica que la situación era diferente hace años: «Cando había na Praza Maior os negrillos ou olmos, na alameda vella, había moitas especies idóneas para esta fauna... Pero agora as árbores que hai na Praza son novas e case non teñen protección para as aves. No Parque de Rosalía, por exemplo, si que non é raro ver aves rapaces nocturnas».

Lo que demuestra esta situación es que «as aves e os animais en xeral adáptanse aos recursos que ofrecen os humanos, porque destruímos, si, pero tamén creamos recursos», continúa. «Moitas veces as cidades ofrecen condicións axeitadas porque son cálidas e están libres de predadores, así que, no caso destes bufos pequenos, puideron facer unha parada na Praza Maior para descansar na súa viaxe migratoria», matiza Rivas.

Aumentan las aves forestales

En cuanto a la situación en la que se encuentra esta especie, Rivas explica que en las aves rapaces «vai por barrios». La tendencia que están apreciando los expertos es que las especies forestales, como los búhos, están aumentando: «Estanlles indo mellor ás especies máis forestais porque tamén están aumentando as masas forestais. A nosa sociedade é máis forestal que hai catro ou cinco décadas. Ademais, hai unha maior concienciación da sociedade e, por tanto, maior protección cara a estas especies». No ocurre lo mismo con otras aves: «Ás especies de zonas agrarias, como o lagarteiro ou os aguiluchos, vailles peor porque son hábitats que se perderon polo abandono agrario».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El búho vuelve a Lugo por Navidad