La primera victoria del Breogán al Real Madrid

M. DE DIOS LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

15 dic 2017 . Actualizado a las 11:27 h.

La puerta de la ACB se abrió para Ricardo Hevia en Lugo. El Breogán le llamó a comienzos de la temporada 88-89 tras la marcha de Pepe Clavijo. «Fuimos de menos a más aquel año», recuerda Hevia, que pasó por el conjunto lucense en diferentes etapas. Caracterizado por sacar un gran rendimiento de equipos modestos, consiguió el objetivo de atar la permanencia. «Ese año nos salvamos en el quinto partido del playoff».

Volvió después de una temporada en el OAR ferrolano en la que «me lo pasé genial y me quedaron grandísimos recuerdos». Con él en el banquillo y Víctor Varela en la gerencia del club pasaron por el Breogán jugadores como Ken Orange, Perasovic o un jovencísimo Greg Foster, que brillaría años después en la NBA.

Un aplauso imborrable

Fue el primero en conseguir que el Breogán venciese al Real Madrid, en una época en la que eso parecía un imposible. 83-69 en un partido en el que los celestes estaban muy mermados físicamente, con apenas seis jugadores para competir: Juanmi Alonso, Miguel Fernández, Xavi Roca, Manel Sánchez, Claude Riley y Mike Giomi. «Ahí fue realmente cuando me di cuenta de cómo se vivía el baloncesto en esta ciudad», cuenta Ricardo Hevia, «después de ese partido, entré en un sitio a tomarme una copa y todo el mundo se levantó para aplaudirme, me pareció alucinante».