El escudo del Masculino «vuela» a Santiago

Fue sacado de la vidriera del vestíbulo y ahora pasará al Museo Pedagóxico de Galicia


lugo / la voz

Desde media mañana de ayer ya no hay ni águila ni escudo franquista en la gran vidriera del vestíbulo del Instituto Lucus Augusti. Fue retirado por encargo de la Xunta, propietaria del edificio, tal y como anunció la semana pasada, en el acto de celebración del 175 aniversario del centro, el delegado lucense de la institución gallega. Los trabajos se complementaron con los realizados el día anterior en la fachada y que consistieron en tapar el escudo de granito que estaba sobre la entrada principal.

La composición de cristal será llevada a Santiago y depositada en el Museo Pedagóxico de Galicia (Mupega), un centro que pertenece a la Consellería de Educación. Por ahora se desconoce si el escudo, cuya retirada fue reclamada insistentemente por diversas formaciones políticas, va a ser exhibido públicamente. El Mupega alberga exposiciones permanentes y temporales compuestas por bienes patrimoniales considerados de interés para la historia de la educación y la memoria colectiva.

En la retirada del escudo intervinieron dos operarios que se encargaron de desmontar cuidadosamente las piezas, algo más de un centenar. Para llegar al águila y al resto de la composición fue necesaria la instalación de un gran andamio.

Cuando la Xunta adjudicó las obras de la retirada y tapado de los otros escudos existentes en los institutos puso como condición que los trabajos fuesen realizados en un momento en que no se entorpeciese el movimiento de alumnos y profesores. Fue por esta circunstancia por la que la empresa aprovechó el largo puente y que ayer no hubo actividad docente. Además, la empresa aprovechó la llegada de la lluvia para realizar esta tarea en el interior.

No se conocen datos de la procedencia del escudo ni de quién lo preparó. En todo caso, en algunos trabajos sobre la historia del decano de los institutos de Galicia, el Lucus Augusti (antes masculino), se indica que el arquitecto catalán Manuel Sureda Costas, que diseñó el edificio, contempló la gran vidriera para dar luz a una zona de vestíbulo y usos múltiples independiente totalmente del aulario. El proyecto arrancó en 1943. La obra la inauguró Franco en 1958.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El escudo del Masculino «vuela» a Santiago