Huesca y Lugo abanderan la revolución de los equipos modestos

Segunda A Oscenses y albivermellos están entre los 5 clubes con menos dinero y lideran la liga


lugo / la voz

El equilibrio de fuerzas impera más que nunca en la Segunda División A en la que en cada jornada se producen resultados que se pueden considerar como sorpresas monumentales, aunque ya se están empezando a valorar casi como normales.

La igualdad trae como consecuencia que en cada jornada la clasificación general experimente cambios importantes, pero lo único que no ha variado desde hace varias entregas es que dos equipos de los más modestos de la competición, Huesca y Lugo se mantengan en los puestos de privilegio de la clasificación general. La buena racha de ambos conjuntos ocasiona que ahora mismo sean los que lideren la clasificación y por lo tanto los que lograrían el ascenso a Primera División. La situación es sorprendente, sobre todo cuando ya se ha superado el tercio de competición.

Capacidad económica

El gran mérito de oscenses y albivermellos es que están siendo hasta el momento capaces de superar a equipos que les duplican, y en algún caso hasta triplican, en presupuesto y por lo tanto en capacidad económica para realizar fichajes.

El tope salarial de Lugo y Huesca es muy similar, 5.4 millones de euros el cuadro que prepara Francisco y 5,3 el que dirige Rubí. Ambos ocupan la plazas 15 y 16 en la tabla de presupuestos y solo superan en el ámbito monetario a Numancia, Reus, Nástic y Lorca Con ese dinero están superando a clubes tan poderosos económicamente como Granada (17,9 millones), Osasuna (13,2), Sporting de Gijón (11,7), aunque el que figura con mayor presupuesto es el Barcelona B, que cuenta con 18 millones.

Primera División

Otro aspecto que juega en contra de los equipos modestos es que este año la Segunda División A vuelve a contar con una amplia representación de combinados con un pasado reciente en Primera División y que pretenden reverdecer laureles. Osasuna, Numancia, Granada, Rayo Vallecano, Valladolid, Sporting de Gijón, Cádiz, Tenerife, Oviedo, Zaragoza, Nástic, Albacete, Almería y Córdoba son clubes que saben lo que supone militar en distintas etapas en la máxima categoría y, aunque algunos han caído en desgracia en los últimos años, la mayoría parten siempre en el grupo de aspirantes para luchar por conseguir el ascenso de categoría.

Las armas que gallegos y aragoneses están utilizando en las últimas temporadas contra estos gigantes de la categoría son la seriedad en la gestión desde los despachos y el acierto en la incorporación de jugadores jóvenes y con proyección que suelen revalorizarse tras su paso por alguno de estos equipos.

Otro ejemplo de un buen rendimiento de un equipo en la categoría con un presupuesto bajo es el Numancia de Soria, uno de los grandes clásicos de la categoría de plata que llegó a militar en la máxima categoría y que tiene un tope salarial de 4.6 millones de euros..

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Huesca y Lugo abanderan la revolución de los equipos modestos