La ladrona de un chalé de Lugo era la asistenta

Una cuidadora de un chalé de Lugo confesó ser la autora de un robo con violencia en el domicilio que desde hace 10 años atendía

.

La familia Matalobos Díaz, de Lugo, no da crédito de lo sucedido. No es para menos porque lo que nunca esperaba es que la asistenta que contrató hace más de diez años para ordenar su casa, confesara casi dos meses después de producirse un supuesto robo con violencia en el domicilio, ser la autora e inventarse toda la versión. Una confianza echada por tierra y una experiencia que ahora repercutirá a la hora de contratar a una nueva cuidadora.

Los hechos se remontan al pasado 28 de septiembre, cuando los agentes de la Policía Nacional de Lugo acudían a un chalé ubicado en el barrio lucense de Augas Férreas tras recibir una alerta por un robo con violencia. La cuidadora, que según fuentes cercanas al suceso confesó ser la autora de los hechos, daba la voz de alarma luego de que dos encapuchados la encerraran en una habitación durante una hora y media, la amenazaran pidiendo la clave de la caja fuerte y le provocaran heridas en las manos mientras estos desvalijaban el chalé.

.Madre e hija, Oga Díaz y Olga Matalobos, explicando en su momento cómo se produjo el robo en la casa
Madre e hija, Oga Díaz y Olga Matalobos, explicando en su momento cómo se produjo el robo en la casa

Según fuentes cercanas al suceso, la cuidadora confesó el jueves por la tarde en la Policía Nacional ser la autora de los hechos. «Se montó una película muy rara. Les dijo a los propietarios del chalé que se viera con los ladrones en varias ocasiones desde que fuera el atraco. También contó que varios encapuchados la estuvieran esperando en un vehículo, que la obligaron a vender el material sustraído en lugares de empeño, que la amenazaban con matarla si contaba algo y que incluso la violaran», indican estas mismas personas, que añaden que los propietarios le dijeron que fuera a la Policía Nacional a denunciar lo sucedido. Uno de los dueños del chalé, la acompañó a la sede policial, donde la mujer estuvo declarando hasta las 19.30 horas.

Según fuentes cercanas al suceso, en la declaración de la cuidadora había versiones contradictorias y al final, tras la presión, acabó derrumbándose y confesando que había sido ella. «Ela di que foi ela soa e que non había nin cómplices, nin rumanos nin outras persoas polo medio. Ademais dixo que rebentara ela a porta, que collera o material, que non sabía moi ben porque o fixera pero que se lle fora a cabeza».

Según el relato de estas mismas fuentes, la mujer indicó que el material lo tiene guardado en casa y otro lo vendió obligada por unos rumanos.

Tras prestar declaración la mujer fue trasladada al HULA para una revisión psiquiátrica y los propietarios del chalé cambiaron las cerraduras de la vivienda, las claves de las alarmas e instalaron cámaras de seguridad.

Votación
3 votos
Comentarios

La ladrona de un chalé de Lugo era la asistenta