«El paciente en quimioterapia no puede renovar el carné de conducir»

Las limitaciones en la conducción, a debate en el congreso de Somos Unidos por el Cáncer


lugo / la voz

¿Qué limitaciones existen a la hora de conducir cuando un paciente está sometido a tratamiento oncológico? Este tema, que preocupa a numerosos afectados y a sus familiares, fue abordado ayer en el congreso de pacientes, organizado por la asociación Somos Unidos por el Cáncer, que se celebra en Lugo. De ello trataron el teniente jefe del servicio de atención sanitaria de la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo, Miguel Ángel Iglesias Blanco, y su compañero del Subsector de Tráfico Manuel Maira Saavedra, que aportó una visión del día a día. Iglesias Blanco se encargó de explicar el factor humano en los accidentes en carretera y la normativa en vigor relacionada con los tratamientos oncológicos.

-¿Puede conducir un paciente que está sometido a tratamiento oncológico?

-La única limitación legal que existe en cuanto a la conducción se refiere a la quimioterapia y está vinculada a la obtención o renovación del permiso exclusivamente. Establece que el paciente que recibe citostáticos tendrá que esperar tres meses desde que finaliza el tratamiento y presentar un informe favorable del oncohematólogo para poder hacerlo. La normativa se limita a esto; pero el sentido común dice que aunque no se vaya a renovar o a sacar el permiso, hay que consultarle al especialista si el tratamiento que se está recibiendo puede interferir o no en la conducción y seguir sus indicaciones. Generalmente la persona ya es consciente de si está en condiciones de hacerlo o no. Es una cuestión de sentido común.

-¿Qué recomienda?

-Existen recomendaciones de la American Cancer Society y de la Fundación Mapfre sobre diferentes supuestos. Son interesantes, y de hecho hablé de ellas en el congreso; pero, insisto, lo mejor es consultar directamente con el especialista sobre el caso concreto y cómo puede afectar a cada persona, y quienes mejor lo saben son el paciente y su médico.

-¿Qué aconsejan?

-Se preocupan especialmente de las alteraciones cardiológicas en los tratamientos con citostáticos; de la anemia de aparición brusca y progresiva, que puede conllevar somnolencia, pérdida de atención y algún mareo, por el riesgo que conlleva de perder el control del vehículo. Hacen referencia a la cirugía, a que el paciente no puede conducir en el período de recuperación posquirúrgica y a las neoplasias que limitan la capacidad al volante. También aconsejan que los pacientes que están sometidos a sesiones de radioterapia no lo hagan hasta el final del tratamiento, cuando ya se encuentren libres de síntomas, salvo expresa indicación del especialista.

-Y el jefe de servicio de atención sanitaria, ¿qué dice al respecto?

- Cada persona conoce sus propias limitaciones en cada momento, y en caso de duda, que pregunte. Debe consultar a los médicos y al personal de enfermería que la tratan, que la pueden asesorar en todo momento. Nuestro teléfono también está siempre abierto para cualquier pregunta. Partimos de la base de que más vale prevenir... que tener un accidente.

-¿Los tratamientos pueden dar positivo en los controles de alcoholemia?

- Los guardias no van a perseguir a nadie. No van a levantarle la peluca a ningún conductor para comprobar si está recibiendo quimioterapia o no, porque si tiene el carné en vigor es suficiente. No estamos para valorar. En caso de que diera positivo en los controles, el laboratorio de Barcelona que realiza los análisis sabe si es por medicación o no, y en ese caso la propuesta de sanción se anularía. Es diferente si hay accidente con atestado, o si el guardia observa conducción negligente o sintomatología. Eso va a acabar en el juzgado. En este último supuesto, el agente puede solicitar además un reconocimiento psicofísico a la DGT. Pero estos son casos raros.

-¿Y el uso terapéutico de marihuana, que está extendido en otros países? ¿Qué puede pasar?

-Ahí tengo que ser muy claro. El reglamento sanciona el uso de psicotrópicos. En caso de que cuente con una prescripción facultativa para su uso y se refleje en los controles, siempre se puede recurrir la propuesta de sanción -la guardia civil no sanciona nunca, propone- e ir al contencioso administrativo para que decida un juez.

-¿La normativa en vigor es suficiente o se necesitan cambios ante una enfermedad que se prevé crónica?

-Ya se cambió en una ocasión. a propuesta de las sociedades científicas que lo creyeron necesario. Se puede modificar más veces para adaptarla a los cambios que vayan surgiendo.

Cada persona conoce sus limitaciones y en caso de duda, que pregunte

«No vamos a levantarle la peluca a nadie. Si el permiso está en vigor, es suficiente»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«El paciente en quimioterapia no puede renovar el carné de conducir»