Una gestora se hará cargo del centro comercial Abella este mes

Dolores Cela Castro
dolores cela LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

ALBERTO LÓPEZ

Los nuevos dueños todavía no han dado a conocer sus planes para Lugo

05 nov 2017 . Actualizado a las 22:03 h.

Los nuevos propietarios de Abella, el fondo de inversiones Blackstone, ya está dando algunos pasos de cara a recuperar la actividad en el centro comercial lucense. No le va a resultar fácil, al menos si su idea es contar con operadores de capital lucense y después de la experiencia vivida. Los juzgados todavía no han zanjado las reclamaciones interpuestas en su momento contra la anterior propietaria y que se sustentaban en el incumplimiento de las condiciones contracturales por la ausencia de licencias. Sin embargo, el hecho de que se encuentre en liquidación cierra la mayoría de las puertas.

Inicialmente los destinos del centro comercial los regirá una gestora, desligada por completo de los anteriores dueños, de la que formarán parte Aliseda, la inmobiliaria del Banco Popular, que ahora pertenece al Santander, después de la absorción, y el fondo de inversión. Fuentes consultadas señalaron que el centro comercial podrá funcionar si los nuevos dueños acometen importantes inversiones y atraen a operadores que arrastran clientes, que los completan con una oferta de comercio local. Las mismas fuentes señalaron que el fondo de inversiones que adquirió en agosto Abella tiene previsto hacerlo.

Rescisión de contratos

El detonante que generó la marcha masiva de empresas del centro comercial fue la polémica de las licencias. Los operadores, que inicialmente planteaban un frente común contra Inversiones Abuín, finalmente siguieron derroteros diferentes. La empresa Eiriz Pleno, a la que Inversiones Abuín planteó una demanda de desahucio por impago del alquiler, que no prosperó, como respuesta a demanda de resolución de contrato por incumplimiento de condiciones, acaba de ganar en la Audiencia Provincial. Un juzgado de primera instancia dio la razón a la empresa de ocio en su momento, pero el propietario del centro recurrió. Recientemente el tribunal desestimó el recurso y resolvió el contrato por incumplimiento de la arrendadora de su obligación de obtener la licencia de apertura.

  

Un fondo de capital, nuevo dueño de Abella dos años después de abrir

dolores cela

El fondo de inversiones Blackstone, considerado el nuevo gigante del ladrillo y la mayor inmobiliaria privada de España, desde que compró el 51% del suelo, viviendas y locales del Banco Popular, es el nuevo propietario del centro comercial Abella, que está a punto de cumplir dos años. Con el cambio de dueño se abre una vía para relanzarlo. Por el momento no han trascendido los planes para su inversión en la capital lucense. Fuentes consultadas señalaron que ya existen algunos movimientos para tratar de recuperar la actividad en los espacios vacíos.

La inmobiliaria Aliseda, del Banco Popular, se quedó con el centro comercial lucense, propiedad de Luis Ridao y de su socio gallego Manuel Criado. No les pertenece desde el pasado 28 de julio, según reconocieron fuentes próximas a Inversiones Abuín, en que se firmó el traspaso de la propiedad. Posteriormente pasó a formar parte de la operación de finales del pasado mes de julio entre Blackstone y el Banco Santander, en la que el fondo se hizo cargo de los 5.000 millones de euros en activos del Popular.

Seguir leyendo