«El año pasado vendía 15 paraguas al día, este dos»


lugo / la voz

Karim lleva cinco años acudiendo a las fiestas de Lugo para vender paraguas y no recuerda un año con tan pocas ventas. Se pasea desde las diez de la mañana el ferial intentando sacar adelante sus paraguas, pero en las patronales de este año solo ha habido sol y sol. «Este año apenas he vendido paraguas, no como el pasado, que vendí muchos. Este vendí uno o dos al día, y las pasadas fiestas vendía entre 10 y 15 por día». Otro dato que demuestra que este otoño está siendo extraño es que Karim solo ha venido seis paraguas en el Domingo das Mozas, la jornada en la que más gente vive el San Froilán.

«En los cinco años que llevo viniendo a las fiestas de Lugo, siempre que comenzaban a caer unas gotas, vendía sin problema, pero este...». Este joven nacido en Senegal, ya es un gallego más. Lleva quince años viviendo en Vigo y se patea las ferias y fiestas de toda Galicia vendiendo paraguas. Por el momento no le va mal, le da para vivir, pero con este tiempo las cosas se hacen difíciles. Y a pesar de las malas ventas de este año no pierde la sonrisa. Con él sí que va el dicho de

?a mal tiempo buena cara?, porque en estos momento el mal tiempo es la sequía.

También sobre dichos sobre el buen tiempo sabe Ignacio Saavedra, todo un clásico vendedor en las fiestas de San Froilán. Lleva la friolera de treinta años viniendo a las patronales de Lugo y lo tiene claro: «No he visto nunca nada igual, y mira que ha llovido, nunca mejor dicho». Saavedra, que es vendedor habitual en los mercados semanales de Ponferrada y el Bierzo, comenzó vendiendo herramientas cuando la feria de San Froilán se celebraba en la Praza da Constitución y desde hace lustros vende calcetines, especialmente de invierno.

«Este año han ido fatal las ventas, por lo menos entre un 30 y 40% menos que el pasado, y eso que el 2016 ya había sido un San Froilán seco y de pocas ventas», explica este comerciante berciano. Para este veterano de las patronales de Lugo los motivos para la bajada de las ventas son tres. El primero ha sido el «mal tiempo» para un negocio como el que él tiene: «Es que la gente se acuerda de Santa Bárbara cuando truena, y si llueve y hace frío, pues es más fácil vender calcetines, gorros, bufandas...».

Pero para Saavedra ha habido otros dos factores externos al tiempo que han influido en la bajada de las ventas. Considera que lo sucedido en Cataluña también tiene incidencia en Lugo. «El clima político incide, hay nerviosismo, un poco de miedo y la gente no gasta tan fácilmente, además de que no se desplaza». Y por otra parte, Saavedra critica al Concello, como organizador de las fiestas, porque no ha contratado conciertos de primer nivel ni orquestas que atraigan más público. «Salvo los días puntuales, ha sido uno de los sanfroilanes de los últimos años con menos asistencia de público, y te lo dice alguien que ha visto unos cuantos».

«Antes, cuando comenzaban a caer unas gotas, vendía los paraguas sin problema»

«En 30 años que llevo viniendo al San Froilán nunca he visto algo igual al de esta edición»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El año pasado vendía 15 paraguas al día, este dos»