Carril do Hospital, en Santo Domingo: hierba, suciedad y pintadas

La falta de vigilancia y limpieza mantiene uno de los rincones recuperados de Lugo en condiciones muy deficientes

.

lugo / la voz

El Plan Urban fue el gran pulmón de fondos europeos que permitió al gobierno local seguir ejecutando obras en la ciudad cuando la crisis estrangulaba las posibilidades municipales. Una de las obras fue la de reurbanización de los carriles Do Son y Do Hospital; el proyecto incluyó la conexión de estos dos carriles, de modo que ahora es posible pasar por ellos desde Santo Domingo a Quiroga Ballesteros. Además de la renovación de servicios y pavimentos e instalación de mobiliario, este proyecto supuso la eliminación de los galpones adosados al lateral del convento de las Agustinas y la recuperación de esta fachada. El presupuesto fue de 297.467,16 euros.

.

Pues aquella inversión, sino se malogra, sí se desperdicia en gran parte por falta de vigilancia y limpieza, especialmente en el Carril do Hospital. Ni ayer, último día de las fiestas de San Froilán y Fiesta Nacional, estaba limpio. Los regueros de orín desde la fachada del convento dejan claras huellas. Allí donde muchos alivian la vejiga, hay también un considerable deposito de excrementos de paloma. La limpieza es manifiestamente mejorable y no dice mucho acerca de la calidad del trabajo de la empresa que tiene encomendada esta tarea.

.

También por falta de limpieza, este recoleto pasaje lucense empieza a tener una considerable cantidad de hierba. Tiene además, desde hace algún tiempo, dos vallas amarillas para evitar caídas por tropezón en un registro de una red de servicios, que se hundió parcialmente.

.

Apenas inaugurada la reforma de estos dos carriles, aparecieron las primeras pintadas. No fueron eliminadas; hubo más. Todas ellas gozan de buena salud. Vecinos del entorno se preguntan por qué no se usan cámaras de seguridad, al menos durante la noche.

Votación
4 votos
Comentarios

Carril do Hospital, en Santo Domingo: hierba, suciedad y pintadas