Aguas fecales mal depuradas van al Miño porque la EDAR funciona mal

Muestras tomadas por la Xunta revlean la necesidad de medidas anticontaminantes

.

Al Concello de Lugo se le presenta un problema ecológico de gran trascendencia. El mal funcionamiento de la Estación depuradora de Aguas Residuales (EDAR) no está funcionando correctamente y la Xunta ya alertó de lo que estaba ocurriendo a la institución municipal. Una empresa con el contrato prorrogado se encarga de este servicio.

El departamento de aguas de la Xunta envió al Concello para informar de que el tratamiento de las aguas residuales está siendo deficiente. No cumple con algunos parámetros que establece la legislación europea. Esto podría dar lugar a que aguas fecales podrían estar saliendo a al Miño en malas condiciones.

Las muestras que fueron tomadas por la Xunta revelan que es necesaria la adopción de medidas para que elementos contaminantes lleguen a las aguas del Miño, lo que supondría un grave riesgo sanitario.

Según indicaron algunas fuentes, las primeras estimaciones de los técnicos de la Xunta, aguas blancas podrían estar entrando en la depuradora y complicando su funcionamiento. Las aguas blancas son las procedentes de la lluvia, del deshielo, de la limpieza urbana. Realmente, aseguran los técnicos, son las que tuvieron un contacto mínimo con actividades humanas y, por eso, están poco contaminadas.

Votación
2 votos

Aguas fecales mal depuradas van al Miño porque la EDAR funciona mal