Mueren 30.000 ejemplares de trucha en Monterroso por la sequía en el río Ulla

Investigan si la captación de agua por la noche con cisternas está detrás del brusco descenso del caudal en pocas horas

30.000 truchas mueren en el Ulla por la sequía Investigan si la captación de agua en el concello de Monterroso por la noche y con cisternas está detrás del brusco descenso del caudal en pocas horas. La mortandad afectó a truchas y alevines criados desde hace 6 años.

lugo / la voz

El brusco descenso del caudal en un tramo del río Ulla la madrugada del lunes al martes a su paso por la localidad lucense de Monterroso ocasionó la muerte de 30.000 truchas y alevines.

Los peces se encontraban en un canal de alevinaje que gestiona la Asociación de Pescadores da Ulloa. Los miembros de este colectivo utilizaban esos ejemplares para la práctica de la pesca intensiva (sin muerte) en un tramo de dos kilómetros de río entre la presa de Parteme y la zona de Pontepedriña. El motivo de usar ese canal de alevinaje se debe a que en ese tramo de río ya no existen truchas en libertad desde hace años debido a los numerosos vertidos. Los pescadores explican que es habitual que se produzcan descensos del caudal por la noche y aumentos por la mañana. Lo que no contaban es que la bajada del caudal fuera tan brusca, pues descendió alrededor de diez centímetros, lo que originó la elevada mortandad de peces.

El motivo de un descenso tan grande e inesperado del caudal del río está siendo investigado y existen sospechas de que una de las causas pueda ser que se estén cargando cisternas de agua durante la noche.

Los únicos ejemplares que se salvaron fueron alrededor de dos mil alevines. La única opción que encontraron los miembros de la asociación de pescadores para evitar que la mortalidad afectara a todos los peces del canal fue bombear agua desde el río mediante una motobomba que les cedieron los miembros de Protección Civil.

«La sequía de este año es tremenda, pero aún así no esperábamos un descenso tan brutal, que nos originó un gran daño», explica el presidente de los pescadores, Fernando Roberto García.

La asociación remitió un comunicado al jefe de servicio de Conservación da Natureza de Lugo para que la Consellería de Medio Ambiente cierre de inmediato la campaña de pesca de intensivo en Monterroso.

Los pescadores aseguran que este suceso supone «una tragedia», al afectar tanto a alevines como a truchas que habían criado desde hace seis años. Destacan que más de 70 ejemplares ya habían alcanzado los cinco kilogramos de peso.

«La única opción que nos queda para poder empezar la temporada de pesca en intensivo es que la Xunta haga una suelta antes del comienzo de la próxima campaña, algo que tenemos confianza que ocurra», dice Fernando Roberto García.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Mueren 30.000 ejemplares de trucha en Monterroso por la sequía en el río Ulla