Dos euros por un Murado que busca dueño

El cuadro, que pertenece a la serie «Pétalos», está valorado en 1.300 euros


lugo / la voz

El cuadro de la serie Pétalos del pintor lucense Antonio Murado, que sorteó Manos Unidas en el mes de junio pasado, sigue sin encontrar dueño. La organización afinó posibilidades para tratar de localizar a la persona que adquirió la papeleta ganadora, con el número 1.126, en la que figura el 7.126, que es el premiado. Quien la adquirió pagó por ella dos euros y ahora es el legítimo dueño de una obra, de pequeño tamaño, que está valorada en 1.300 euros.

Manos Unidas afinó en sus investigaciones para localizar al propietario del cuadro del artista afincado en Nueva York. Imprimieron 2.000 papeletas para el sorteo y vendieron sobre 1.300. El número ganador estaba en un talonario de 50 que se llevaron dos voluntarias y que comercializaron en la ciudad.

A la ong no le resultó fácil vender todas las papeletas, posiblemente porque hizo coincidir el sorteo con otras actividades, como el rastrillo anual, que llevan aparejados desembolsos. De hecho, no consiguieron deshacerse de todas.

En caso de que no aparezca el dueño del cuadro, Manos Unidas tendrá que decidir qué hace con él. Si lo guarda para el sorteo del próximo año o si toma otra determinación. Por el momento hay tiempo suficiente para que aparezca el agraciado. En las bases del sorteo, que figuran en las papeletas, establece un plazo de tres meses para poder reclamarlo. Vence el 16 de septiembre.

Por una buena causa

El cuadro fue donado por el autor a la asociación en la que colabora activamente su madre. Todos los años, desde hace tres, regala una de sus obras para que Manos Unidas pueda recaudar fondos para sus proyectos. Para este año tiene acciones previstas en Ecuador, Mauritania y Haití, vinculadas a mujeres en riesgo de exclusión.

Con el cuadro, según fuentes de Manos Unidas, consiguieron recaudar más del doble del valor de tasación de la obra, pero no fue suficiente para poder encauzar todos los proyectos.

Antonio Murado, (Lugo 1964) uno de los primeros alumnos que se licenció en la Facultad de Bellas Artes de Salamanca, es uno de los artistas de su generación más reconocidos. Fue fundador del proyecto Zu, junto a otros creadores gallegos y austríacos. Reside en Nueva York desde hace ya bastantes años.

Obras del artista lucense figuran en colecciones particulares de empresas y bancos, como el Banco de España, Aena, Museo Murugama-Hiorai, de Japón o el Chase Manhattan Bank. Una de ellas, adquirida en su día por Caixa Galicia, estuvo expuesta en Lugo en el año 2015, coincidiendo con el cuarenta aniversario del autor y sus 20 años dedicado al mundo del arte, bajo el título: «Antonio Murado, intimidade abstraída».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Dos euros por un Murado que busca dueño