Moderado optimismo de los candidatos tras los resultados de la encuesta de voto

Las cabezas visibles de los partidos con presencia en la corporación lucense reaccionaron a la encuesta de Sondaxe


Las cabezas visibles de los partidos con presencia en la corporación lucense reaccionaron ayer con un moderado optimismo, acompañado además de dosis de prudencia y de cautela, ante los resultados de la encuesta de Sondaxe publicada por este periódico. Tras dos años al frente del Concello, la alcaldesa, Lara Méndez, cree que los dos años que restan de mandato le darán al PSOE «máis capacidade de crecemento»; por otro lado, también opina que el PP sale perjudicado: «Nótase que os cidadáns penalizan a obstrución á busca de consensos», dijo.

El portavoz del PP, Jaime Castiñeira, destacó que la encuesta se había realizado en momentos adversos para el partido, coincidiendo con los escándalos de corrupción de Madrid; pero también subrayó que la valoración de Méndez era muy inferior a la que conseguía José López Orozco en sus años de alcalde.

El cabeza visible de Lugonovo, Santiago Fernández Rocha, consideró «significativo» el conjunto de resultados de las fuerzas de izquierda, aunque cuestionó el trabajo del equipo de gobierno, cuya gestión definió como «moi mellorable».

La portavoz de Ciudadanos, Olga Louzao, vinculó el posible descenso de votos con la situación del partido fuera de Lugo, y afirmó que el trabajo de estos dos próximos años se centraría en lograr más conocimiento entre los votantes. Rubén Arroxo aseguró que el Bloque estaba en fase de recuperación y asentando un «proxecto ilusionante».

Carlos Anxo Portomeñe (ACE) admitió que la posible subida de votos que recogía la encuesta era grata: «É para sentirse satisfeitos», dijo el edil, que reconoció estar «a gusto» con su tarea en la corporación.

Votación
1 votos
Comentarios

Moderado optimismo de los candidatos tras los resultados de la encuesta de voto