El único paso seguro para ir a pie al fútbol al Anxo Carro es un basurero

El «túnel del horror» está sin asfalto y señales y el domingo tenía taponada la salida

.

lugo / la voz

El único acceso seguro que tiene la ciudad de Lugo seguro para ir a pie al estadio de fútbol, en el que se juegan partidos de segunda división, es un túnel basurero que asusta. Por el lugar también transitan a diario numerosas mamás que llevan a sus hijos al parque infantil cubierto del Miño. La falta de infraestructuras adecuadas para dar servicio a una de las zonas deportivas más usadas de la ciudad es patente y quedó demostrada el pasado domingo cuando dos mil aficionados asturianos tuvieron que caminar por la N-VI para ir al Anxo Carro. Diversos colectivos reclaman una pasarela en el lugar.

Si se va a pie al campo de fútbol del C. D. Lugo o al conjunto de instalaciones deportivas que hay en O Palomar hay tres posibilidades: una, atravesar la N-VI; dos, ir por el paso que da acceso a los vehículos a Carrefour y tres, utilizar el túnel que hay en las proximidades del restaurante San Lázaro. Esta sería la opción más segura para los peatones, pero resulta que se encuentra hecha un auténtico desastre y, encima, sin ningún tipo de señalización que indique la ruta para que quienes son de fuera puedan utilizarla.

Ese estrecho túnel está lleno de basura. Es un paso lúgubre y que asusta. Lo utilizan mamás que llevan a sus hijos en carricoches al parque infantil del Paseo do Miño. A duras penas consiguen mover los carritos entre las piedras, los baches y también las latas, ropas y otras basuras acumuladas en este paso terrorífico que, además, tiene el techo totalmente recubierto de telas de araña.

A mayores, no puede contemplarse como un paso fijo. El ejemplo se dio el pasado domingo. Con motivo de la feria de caballos en el Pazo de Feiras fueron colocadas vallas metálicas que impedían el paso hacia el estadio. Los aficionados tendrían que dar un considerable rodeo para poder llegar al recinto deportivo.

«Nun pleno celebrado no ano 2015 pedimos que se instase ao Ministerio de Fomento a que acometese medidas para a mellora da seguridade da N-VI a o seu paso por Lugo. Esixíamos que se crearan carrís de incorporación no perigoso tramo entre a avenida das Américas e Garabolos. Nada se fixo», dijo ayer Rubén Arroxo, el portavoz del BNG.

«Asemade, pedimos o arranxo do paso inferior paralelo ao rego de Pousadela. Está sen asfaltar e nunha situación deplorable. Nas épocas de choiva é unha auténtica lameira que non permite o paso de cadeiras de rodas ou carros de bebés. O arranxo deste paso, o cal se faría cun custe ínfimo, sería unha das solucións», expresa el edil nacionalista.

Arroxo advierte que, a mayores, es necesaria una pasarela. «Pero os responsables de Fomento rexeitan o proxecto nos orzamentos deste ano. De nada serve poñer un valado para que a xente non cruce se non hai alternativas», apuntó el portavoz nacionalista.

Este concejal lucense advierte que este punto, junto con el entronque de Alfonso X el Sabio, es el que mayor número de personas lo utilizan, sin embargo no hay disponible una pasarela.

Votación
2 votos
Comentarios

El único paso seguro para ir a pie al fútbol al Anxo Carro es un basurero