¿Por qué Lugo debería tender hacia un modelo peatonal y de 30 por hora?

El BNG pedirá que el Concello participe en el grupo Ciudades que Caminan, que integran 23 urbes de España y Portugal


lugo / la voz

El BNG llevará al próximo pleno del Concello de Lugo una propuesta para incluir el municipio en la Red de Ciudades que Caminan. El portavoz municipal del Bloque, Rubén Arroxo, señaló la necesidad de tomar como referencia a ciudades que apostaron por las limitaciones de velocidad y las calles peatonales para aplicar un modelo similar en Lugo.

Esta red la integran en la península 23 ciudades, dos de ellas en Galicia, Carballo y Pontevedra, esta última el ejemplo que imitan ciudades europeas y que junto a Irún y Ansoáin son las únicas en España que tienen la limitación a 30 por hora en todo el casco urbano.

Las urbes que forman parte de esta red apuestan por una accesibilidad universal, una mayor seguridad viaria y un compromiso con el medio ambiente. En este grupo de 23 ayuntamientos -Ansoáin, Arahal, Carballo, Ciudad Real, Córdoba, Irún, La Puebla de Cazalla, La Rinconada, Maó-Mahón, Melilla, Olvera, Ponferrada, Pontevedra, Puerto del Rosario, Puerto Real, Sant Andreu de la Barca, Sevilla, Tomelloso, Torrelodones, Vitoria, Villanueva de la Serena, Zalla y el portugués Torres Vedras- hay diferentes velocidades a la hora de aplicar las medidas que mejoran la vida de sus ciudadanos.

Así, además de las tres citadas con limitación total a 30; otro grupo de municipios participa del denominado Metrominuto, en el que se defiende y apuesta porque sus ciudadanos caminen y dejen el coche aparcado. Estas ciudades, además de aportar planos e información sobre distancias y tiempos para favorecer el paseo, ofrecen ventajas como aparcamientos disuasorios gratuitos para acercarse al centro caminando, promueven la colocación de ascensores o escaleras mecánicas para facilitar el tránsito o fomentan el uso de la bici con carriles o con sistemas de préstamo, entre otras medidas.

Lo que sí se comprometen estos 23 municipios -con alcaldes de todo tipo de color político, desde PP y PSOE, a PNV, BNG, Podemos o Bildu- es a llevar a cabo las propuestas de la Alianza Ciudades 30 km/h, que reconoce a aquellos lugares que han limitado su velocidad en sus zonas urbanas. Sus estudios demuestran que desde que han tomado esta medida los accidentes graves han disminuido un 80%.

Las posibilidades de matar a una persona en una zona 30 se reducen de un 45% a un 5%

Los últimos estudios que hizo público la Comisión Europea señala que dos de cada tres accidentes y atropellos mortales de tráfico ocurren en las ciudades, donde la mitad de las víctimas son peatones o ciclistas. Por ello, recomienda a las ciudades que apuesten por un sistema de limitaciones a 30 por hora y que aumenten las calles peatonales. La red de Ciudades que Caminan se sumó a la Carta de los Derechos del Peatón, que aprobó el Parlamento Europeo en octubre de 1988, y que en otros aspectos destaca la necesidad de impulsar una cultura de conducción «amable con el peatón» y «reducir el impacto de las calles más transitadas, asegurando las facilidades para ciclistas».

Y es que el citado estudio europeo destaca que cuando un vehículo baja su velocidad de 50 a 30 por hora, la distancia de frenada pasa de 53 a 36 metros y las posibilidades de matar a una persona se reducen de un 45% a un 5%. Un peatón atropellado a 30 por hora tiene más de un 90% de posibilidades de sobrevivir que si el impacto es a 50 por hora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Por qué Lugo debería tender hacia un modelo peatonal y de 30 por hora?