Soutomerille, el pueblo que agoniza

La pequeña aldea, situada a 6 kilómetros de Lugo, tiene una iglesia prerrománica en estado de abandono


Lugo / la voz

Está a tan solo nueve kilómetros de Lugo y 12 de Castroverde. Esa cercanía a la capital no impide que Soutomerille lleve años en agonía. A pesar de su singular belleza y estar a un paso del Camiño Primitivo, declarado Patrimonio de la Humanidad, este núcleo se pierde por el abandono y la desatención de las administraciones. El pasado fin de semana, la Asociación de Amigos do Patrimonio de Castroverde organizó en el lugar un acto para reivindicar la atención a este lugar de cuatro casas, con una iglesia prerrománica en fase de abandono.

Manuel Muñiz, el presidente del colectivo reseñado, recuerda que mandó cartas a organismos para dar cuenta de la situación e incluso para que retirasen unas vallas metálicas que colocaron cuando hace años quisieron hacer allí un centro de interpretación. Los hierros estaban al lado de una iglesia prerrománica, pero nadie mostró interés en sacarlos o taparlos.

Soutomerille muere. Muñiz cree que las pudientes casas del lugar fueron quedando sin sus bien situados dueños a finales del siglo XIX o principios de los XX. Quedaron en las mismas los caseros o criados, pero con el paso del tiempo estos también fueron desapareciendo y ahora la aldea resulta fantasmagórica en algunos momentos del año.

Algunos historiadores cuentan que, antaño, los peregrinos tenían en Soutomerille siete hogares. Uno de ellos era la Casa Torre de Arriba, donde había cárcel, además de soga y cuchillo como castigo. Otra de las casas de renombre era la de Casa Torre de Abaixo.

Desde Amigos del Patrimonio lamentan el desinterés del Concello de Castroverde. Entienden que este núcleo podría ser uno de los de mayor atractivo del municipio, especialmente por su situación próxima al Camino. Otro de los alicientes es una ruta de senderismo de unos seis kilómetros de recorrido por la zona.

El pueblo llegó a tener una veintena de habitantes en su momento. En alguna parroquia de al lado, personas mayores recuerdan cuando iban los días de fiesta y a otras celebraciones a la iglesia del lugar, que estaba dedicada a San Salvador. «Era un dos lugares máis ricos do concello. Hai que ter en conta que algunha das casas do lugar tiña terras que pasaban das 25 hectáreas», indicó uno de los vecinos de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Soutomerille, el pueblo que agoniza