La Diputación, sorprendida por el éxito del mural en Santa María

Estudian su conservación, pero reconocen que será difícil al ser una obra «efímera»


lugo / la voz

Parece que la pintura blanca tardará un poco más de lo inicialmente previsto en cubrir el mural que el artista Alberto Pena Rey diseñó y ejecutó con el apoyo de más de trescientos lucenses bajo el título de O bosque colectivo en la capilla de Santa María.

El resultado final y la posterior repercusión que tuvo en las decenas de personas que participaron o apoyaron esta propuesta de arte democrático, participativo e integrador, ha cogido totalmente por sorpresa tanto al responsable del Área de Cultura de la Diputación, el nacionalista Xosé Ferreiro, como a la coordinadora del proyecto y directora de la Rede Museística Provincial, Encarna Lago, quien ayer manifestaron su satisfacción por los logros conseguidos con el mural, tanto a nivel estético y artístico como, especialmente, proyecto de creación colectiva.

Pero ambos, tanto Ferreiro como Lago, recordaron que la obra diseñada por Alberto Pena «naceu para ser efémera» y así se sabía antes de comenzar, por lo que inicialmente se preveía que una vez que terminase la exposición (este domingo día 5) se volvería a cubrir de blanco la pared de la capilla, que depende del Centro de Artesanía e Deseño.

Preguntado ayer al respecto al diputado Ferreiro sobre si finalmente el blanco cubrirá el actual paisaje de luz, color y naturaleza que se puede contemplar en las paredes, el responsable del Área de Cultura señaló que no pueden a día de hoy dar una respuesta inmediata y que valoran la posibilidad de intentar conservarlo, aunque también reconoció que no será fácil.

Técnicamente la solución es compleja porque el mural está levantado sobre unos paneles que no se pueden desanclar de manera fácil y sin que suponga grandes costes. Y, por otra parte, la decisión de conserva in situ el mural en la pared supone un cambio de la fisonomía de la propia capilla. Por eso, la decisión sobre el mural «colectivo y efímero» no se ha tomado aún de manera definitiva. Otra propuesta que se valorará, según fuentes consultadas, es la de dejar el mural y usar otros paneles portátiles para cuando se necesite una nueva exposición.

Encarna Lago, además de recordar que el proyecto no nació «para ser permanente», sí quiso destacar que aunque se cubra de blanco la pared de la capilla, «a obra vivirá a través do video e dos murais que si quedarán nos museos de Tor, San Paio e do Mar».

Mientras, las adhesiones a través de las redes sociales para la conservación del mural aumentaron a raíz de la publicación de la noticia en La Voz de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Diputación, sorprendida por el éxito del mural en Santa María