La policía no puede acusar de momento de asesinato al exnovio de la fallecida

El subdelegado del Gobierno, Ramón Carballo, acaba de afirmar que está detenido por un presunto asunto de malos tratos y por haber sido el novio Tatiana Vázquez.  La investigación de este crimen sigue abierta y no se descarta ninguna hipótesis, incluida la de que participasen varias personas

;
Detención del ex novio de la joven asesinada en San Fiz Lugo Detención del ex novio de la joven asesinada en San Fiz Lugo

Lugo

El exnovio de la joven que apareció muerta en Lugo niega inicialmente los hechos. El detenido, el joven senegalés Ibrahima N., se mostró tranquilo. El subdelegado del Gobierno, Ramón Carballo, acaba de afirmar este mediodía que el detenido, en estos momentos, no está acusado por la muerte, hasta que no terminen el análisis de todas las pruebas. Sí está detenido por una denuncia de malos tratos en el ámbito familiar. De todos modos, la investigación sigue abierta y, por ahora, no se descarta ninguna hipótesis. El detenido probablemente aún no pasará hoy a disposición judicial. Carballo, que señaló que la víctima y el detenido llegaron a estar juntos en la noche del crimen, indicó que se están recabando numerosas pruebas, tanto en el vehículo donde apareció Tatiana Vázquez, como en el domicilio que compartieron el detenido y la víctima, así como en el ánalisis de los móviles de ambas personas. La conclusión inicial de todas estas pruebas, marcarán el futuro judicial del senegalés detenido. Carballo tampoco descartó que participasen más personas en los hechos.

La Policía Nacional detuvo el domingo, poco antes de las siete de la tarde al joven senegalés Ibrahima N., de 31 años, exnovio de la joven de 24 años que apareció muerta en el interior de su coche en el barrio de San Fiz, Lugo. Los agentes lo localizaron, después de más de 24 horas buscándolo, en un domicilio de la calle San Roque, 119 de Lugo, donde residían varios compatriotas y tras interrogar a una treintena de miembros de esta comunidad en Lugo.

El detenido fue trasladado inicialmente a las dependencias de comisaría para tomarle declaración. Posteriormente fue conducido de nuevo al piso por la policía para practicar un registro. Ibrahima N. probablemente pasará este lunes a disposición del Juzgado de Instrucción número 3, que además es el que se encarga de los casos de violencia de género. Esta era una de las principales líneas de investigación que seguía la policía desde que apareció el cuerpo sin vida de Tatiana Vázquez Abuín con 56 puñaladas, localizadas fundamentalmente en un costado y en el abdomen.

Ibrahima N. (izquierda) y Tatiana Vázquez, la chica asesinada (derecha)
Ibrahima N. (izquierda) y Tatiana Vázquez, la chica asesinada (derecha)

Los agentes también tomaron declaración en la comisaría de policía a otro joven, según algunas fuentes también extranjero, con el que Tatiana Vázquez había empezado a salir hacía unos días. Al parecer, esta persona se enteró en la propia comisaría de lo que le había pasado a la joven con la que había iniciado recientemente una relación.

En algunos círculos se comenta la posibilidad de que el crimen tenga alguna relación con el giro que estaba dándole Tatiana a su vida. Por el momento, y a la espera del contenido de la declaración del exnovio de la joven, del informe de la policía científica sobre las pruebas recogidas en el coche y de la propia autopsia, no está descartada la intervención de más de una persona en el crimen. El arma o armas utilizadas para asestarle las 56 puñaladas no fueron localizadas, pese al dispositivo que se organizó en la zona en la que apareció el cadáver para intentar dar con el arma.

La policía científica recogió pruebas del interior del coche en el que encontraron el cuerpo sin vida de Tatiana Vázquez, en una zona de las afueras de la capital lucense que suele ser frecuentada por parejas. Todos los indicios apuntan a que el crimen se cometió dentro del vehículo, aunque falta por saber si fue en el barrio de San Fiz o en algún otro lugar de la ciudad.

Pruebas en el coche

El vehículo, que podría aportar datos fundamentales en la investigación sobre las personas que estuvieron en su interior, se encuentra en el depósito de la Policía Local, precintado.

Agentes de la policía científica recogieron nuevas pruebas para incorporar al informe que presentarán en el Juzgado de Instrucción número tres.

La noticia de la detención le fue comunicada a la familia, que velaba el cadáver el domingo en el tanatorio de Castro Ribeiras de Lea, y fue recibida con cierto alivio. Hasta ese momento la policía les había pedido que fueran cautos en sus manifestaciones para no interferir en la investigación. En el tanatorio, acompañando a la familia se encuentra un equipo de psicólogos de la Xunta. El entierro de la joven será este lunes, a partir de las cuatro y media de la tarde, hora en que saldrá el féretro hacia el cementerio de Duancos.

Algunas fuentes aseguraron que la policía había conseguido localizar al exnovio de la joven gracias a un conocido de esta que lo vio caminar por la zona inmediata a San Roque, con una capucha tapándose la cabeza y que fue quien avisó a la policía. Fuentes de comisaría no confirmaron este extremo e insistieron en que fue detenido en un domicilio.

Numerosas organizaciones mostraron su apoyo a la familia de Tatiana Vázquez y condenaron el crimen de la joven. Entre ella figura Sí, Hai saída.

La camarera salió sola del bar en el que trabaja con chicles y tabaco, pero ella no fumaba

La joven salió del bar en el que trabajaba -no llevaba un mes en el puesto- sobre la 1,47 horas del sábado pasado. Cenó en el establecimiento, como solía hacer habitualmente. Parece ser que compró chicles y tabaco antes de irse y de despedirse de sus compañeras, a las que no les dijo adónde iba. Las cámaras del bar recogen que se marchó sola. Su exnovio, nunca había ido al bar a verla, algo que sí hicieron algunos de sus amigos.

Tatiana vivía desde hacía algún tiempo con sus padres y con su hermano en la parroquia de Duancos, en el municipio de Castro de Rei. Retornó a la vivienda familiar después de dejar a su exnovio, con el que, según algunas fuentes, no había cortado totalmente la relación.

Algunas versiones apuntan a que la familia le había propuesto que dejara de trabajar durante una temporada para dejar de sufrir la presión que ejercía su expareja sobre ella. Ella ni siquiera se lo había planteado. Llevaba menos de un mes en su nuevo empleo y había obtenido el cariño tanto de los dueños de la cafetería, que el domingo acudieron al tanatorio a manifestar sus condolencias a la familia, como de sus compañeros. La joven era una persona muy reservada que no solía comentar aspectos de su vida amorosa. El detenido, hasta hace algún tiempo, mantenía una buena relación con algunas de las personas con vínculos de sangre más próximas a su exnovia. Sin embargo, en los últimos meses le habían insistido a Tatiana que dejara a su novio. Era una joven con mucho carácter, trabajadora y vital, según aseguran personas próximas a ella, y gran fan de la orquesta El Combo Dominicano.

El padre acudió con su hija a comisaría por unas presuntas amenazas del joven

Algunas fuentes aseguran que Tatiana y su padre acudieron a finales de la pasada semana a la comisaría para denunciar presuntas amenazas por parte del joven senegalés. Finalmente, según esta misma versión, se marchó de las dependencias policiales sin formular la denuncia, alegando que tenía el fin de semana para pensárselo. Fuentes policiales aseguraron que no tenían constancia de que Tatiana hubiera acudido a denunciar lo que supuestamente le estaba ocurriendo. Algunas versiones apuntan a que la muchacha le tenía mucho miedo al que había sido su novio y con el que se había desplazado en varias ocasiones a Senegal durante el tiempo que duró la relación. Incluso parece ser que Tatiana pasó temporadas largas en el país africano, al que habían llevado dos vehículos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
41 votos
Comentarios

La policía no puede acusar de momento de asesinato al exnovio de la fallecida