Un paciente cobrará del Sergas 26.000 euros por los 519 días que tardaron en operarlo

Le pusieron una prótesis de cadera en un centro concertado, que tuvieron que retirarle


lugo / la voz

El Sergas y su aseguradora tendrán que indemnizar con 26.000 euros a un vecino de A Pobra de San Xiao por los 519 días que tuvo que esperar para que le retiraran una prótesis de cadera mal colocada en un centro concertado de Lugo. El paciente fue sometido a tres intervenciones quirúrgicas. La segunda y la tercera fueron necesarias para reparar la mala praxis de la primera. La sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia otorga 50 euros por cada uno de los días que tuvo que esperar para entrar en quirófano por segunda vez, a los que suma los intereses legales desde la fecha de la reclamación.

El Sergas se negó a indemnizar al paciente, un hombre que tenía entonces 59 años, por lo que inició la vía contenciosa, a través del abogado Cipriano Castreje, especializado en casos vinculados con deficiente atención sanitaria. Una primera sentencia reconoció una indemnización de 10.000 euros, que fue considerada insuficiente por el afectado, que recurrió al no considerar suficientemente compensado el daño causado.

El vecino de Láncara fue operado en una clínica concertada el 15 de septiembre del año 2005. Le implantaron una prótesis en la cadera derecha. El 20 de enero del 2006 tuvo dos episodios de subluxación y el 4 de junio del año 2008 ingresó en otra clínica concertada de Lugo para recambiarle el vástago femoral. En noviembre del año 2010 tuvo que volver a quirófano, en este caso del HULA, para que le retiraran la prótesis.

Espera excesiva

Según la sentencia, «no cabe tergiversar las conclusiones del perito, que advirtió que la tardanza en el recambio de la prótesis primera, cuya elección estimó correcta, no influyó en las secuelas aunque si en la sintomatología clínica que hubo de soportar en tanto no se produjo ese recambio».

El TSXG cree que los 32 meses que pasaron entre la primera intervención y la segunda es un tiempo «a todas lucense excesivo que hacen al recurrente acreedor de una compensación».

Para el tribunal, el único concepto indemnizable «deriva de la falta de atención en un tiempo más razonable, que le hubiese permitido reducir sus dolores, ya que el perito advierte que la tardanza en la intervención no agravó las secuelas, aunque prolongó su estado clínico y no concretó tampoco que alguna de las secuelas tuviera relación con la supuesta verticalización del acetábulo».

Para fijar la cuantía de la indemnización la sentencia tiene en cuenta los baremos aplicados en los accidentes de circulación y el tiempo que el paciente estuvo incapacitado, desde que constataron que la primera intervención no había salido bien, hasta que le hicieron la segunda operación.

Resultados insatisfactorios

«Al menos a partir de enero del 2006 -señala- ya le constaba a la administración los resultados insatisfactorios de la prótesis implantada en septiembre del 2005, así se reflejó en su historia clínica, por lo que atendiendo a la primera de esas fechas (enero 2006) hasta la práctica de la cirugía de rescate de la primera prótesis mediaron, al menos 519 días durante los cuales el recurrente permaneció incapacitado».

Según las cuentas del TSXG le corresponden 26.000 euros, 16.000 más de los que le concedieron inicialmente en la sentencia del Juzgado Contencioso número 1 de Santiago. La aseguradora del Sergas, que figura como apelada, junto con las dos clínicas concertadas, es condenada de forma solidaria.

Compensar la demora

El fallo fija intereses de demora, amparándose en que considera que no es de recibo «que los particulares se vean abocados a recurrir resoluciones presuntas pese a formular su reclamación varios años antes, como es el caso, no se vean siquiera mínimamente compensada en la espera que han tenido que soportar con la aplicación del interés legal desde la fecha de la presentación de la reclamación». Fue el 12 de enero del 2010.

La clínica en la que implantaron la prótesis de cadera en el año 2005 alegó en su descargo, que el paciente fue intervenido en sus instalaciones, pero la operación la realizó un especialista en traumatología del cupo del Sergas, que no mantenía relación laboral ni profesional con la entidad.

En la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza ninguna de las dos clínicas concertadas que están relacionadas con el caso fueron condenadas.

El primer recurso lo presentó el paciente ante la falta de respuesta por parte del Sergas a su reclamación de responsabilidad patrimonial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Un paciente cobrará del Sergas 26.000 euros por los 519 días que tardaron en operarlo