«La química y el buen clima entre el equipo de Urxencia Cero fue total»

El actor lucense es el doctor protagonista en la ficción que hoy emite TVG

En la serie, Carlos Villarino representa a uno de los mejores cirujanos de un ficticio hospital.
En la serie, Carlos Villarino representa a uno de los mejores cirujanos de un ficticio hospital.

LUGO / LA VOZ

Carlos Villarino (Lugo, 1975) es el doctor Daniel Losada en Urxencia Cero, la nueva serie producida por Voz Audiovisual para Televisión de Galicia y que se emite hoy a las diez y media de la noche. La película está ambientada en la Unidad de Transplantes del ficticio Hospital Francisco Balmis. Aquí se encuentran dos de los mejores cirujanos del país siendo uno de ellos Carlos Villarino. La vida de este lucense gira entorno a tres ciudades españolas: Madrid, A Coruña y Lugo. En la capital de España intenta buscarse la vida como actor; en A Coruña fundó con otros compañeros la asociación teatral El Biombo, y en Lugo reside su familia, a la que intenta visitar con frecuencia.

Ligado a la música y al teatro

La trayectoria de este lucense estuvo desde siempre a caballo entre la música y el teatro. Alcanzó la mayoría de edad volcado en la música. Hasta los 35 años tocó la guitarra y ejerció de profesor en el conservatorio. Al tiempo se volcó de lleno en el arte dramático, donde estuvo aproximadamente cinco años. En cuanto al teatro, estaba en A Coruña impartiendo clases en el conservatorio. Aquí representó obras clásicas como Cervantes. De este amor por el arte dramático nació El Biombo, la asociación formada por una treintena de personas y donde cuatro están al frente. Antes de pasar el casting para la serie Urxencia Cero, se dedicaba plenamente a la asociación, al tiempo que se presentaba a pruebas. «A partir de alguna figuración vieron que podía hacer cosas. Conocí a gente y a través de un contacto me enteré del casting para la serie Uxencia Cero». En este sentido, confiesa que no le fue fácil, puesto que tuvo que pasar cinco pruebas con los esfuerzo añadido de viajar desde Madrid para hacerlas. Y es que actualmente Carlos Villarino se encuentra en la capital de España, representando obras y haciendo anuncios y publicidad.

Este lucense decidió coger las maletas y asentarse a vivir en esta ciudad, porque cree que a pesar de que la competencia es mayor en este aspecto, hay más movimiento y las posibilidades de encontrar trabajo son mayores. «Mientras en Galicia hay posibilidades cada tres meses, en Madrid aparecen cada semana».

Fruto de su experiencia, Carlos Villarino cree que los contactos son clave a la hora de saber cómo moverse. «Si no tienes un representante, no te enteras de las cosas. Son clave para tener conocimiento de cómo funciona este mundillo», asegura.

En cuanto a la apuesta por su persona para la serie, Carlos Villarino cree que en Urxencia Cero apostaron por alguien menos conocido. «Por lo general se apuesta por actores conocidos, pero actualmente hay un nueva tendencia a hacer partícipes a la gente nueva», considera.

Carlos Villarino confiesa que estuvo muy estresado durante la grabación. «Fue poco tiempo para grabar muchas cosas; fue intenso e implicó una dedicación total. Estudiaba los textos sin parar y luego a grabar». A pesar de todo este «estrés», dice que fue muy divertido porque «la química y el buen clima entre el equipo de Urxencia Cero fue total».

Manifiesta que el final de la grabación fue lo mejor, cuando todo el equipo le hizo una despedida al Director. «Gracias a Óscar Pedraza aprendimos mucho; él nos daba las pautas y tenía todo controlado. Generó mucho cariño entre el grupo». Aunque reconoce que es difícil encontrar trabajo en este mundo, dice que su pasión por el es tan grande que seguirá de lleno en él. «Intentaré conseguir trabajar en esto, aunque reconozco que no es nada fácil».

Papel en «Urxencia Cero»

El lucense Carlos Villarino es el Jefe de Cirugía Cardiotorácica, Daniel Losada, en Urxencia Cero. Aquí actúa de personaje magnífico y muy divertido. Aunque en ciertos momentos demuestra cierta inseguridad, es muy eficaz y brillante en los aspectos vinculados a su labor profesional. De manera inconsciente, lucha contra su inseguridad buscando siempre la admiración y el cariño de todos sus compañeros de trabajo (cirujanos, bedeles, enfermeras...) sin hacer distinción ni tener en cuenta la jerarquía en sus relaciones y también de los pacientes que están a su cargo. A la hora de resaltar su talento, no guarda la mínima discreción. Incluso se siente más vital cuando tiene un reto imposible delante.

«Ahora se tiende a apostar por gente menos conocida para las series »

«Si no tienes un representante, no te enteras de las posibilidades»

«El trabajo fue intenso y requirió una dedicación total»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La química y el buen clima entre el equipo de Urxencia Cero fue total»