¿Escola Municipal de Música desleal?

La empresas privadas de Lugo crean una plataforma para defender el sector

Philippe Le Gall, Alfonso Muñoz y Suso Díez presentaron la plataforma musical.
Philippe Le Gall, Alfonso Muñoz y Suso Díez presentaron la plataforma musical.

lugo / la voz

Las escuela de música privadas de Lugo ciudad, quince en total, están con el agua al cuello. Acaban de crear una Plataforma polo Ensino de Música na Cidade de Lugo con el fin de solicitar al Concello que regule el funcionamiento de la Escola Municipal de Música ya que consideran que les está realizando «competencia desleal con fondos públicos».

Y es que, señalan, desde que se creó la escuela municipal «houbo unha baixada no alumnado das distintas escolas de música, algunhas asignaturas/instrumentos houbo unha baixada de ata un 80% no alumnado, motivado pola falta desregulación no acceso á mesmas e os baixos prezos». Apuntan que los 150 euros anuales que cuesta apuntarse a la escuela del Concello es inviable para las escuelas privadas. Incluso, apuntan que alguna empresa ya ha tenido que hacer un ERE y otras prescindir de profesores.

Considera esta plataforma que la tradición de las escuelas municipales de música son para ir formando a los futuros miembros de una banda municipal. «Hai unha falta de sensibilidade con este sector pero tamén coas persoas con falta de recursos, xa que hai xente que está ocupando prazas podendo permitirse pagar cuotas máis elevadas».

La plataforma pedirá una entrevista con el edil de Educación, Manuel Núñez, así como con el resto de grupos políticos del Concello para explicarles sus problemas y las propuestas, que básicamente se resumen en tres. La primera es un acceso a la escuela municipal regulado por los ingresos, según la declaración de la renta, «tal e como fan outras cidades galegas». También piden que no se aumenten el número de asignaturas/instrumentos que imparte la escuela del Concello, «fora dos existentes para a formación da Banda». Por ejemplo, no entienden que se impartan clases de guitarra o de batería, algo ajeno a una banda.

Y como tercera propuesta, señalan que si hay demanda de instrumentos se concierten plazas en las escuelas de música de la ciudad, «como se fai noutros sectores». Además, lamentan que se impartan clases a niños de menos de 7 años, edades que hasta ahora asumían las empresas privadas.

Desde la plataforma apuntan que el prototipo de escuela privada de Lugo es una pequeña empresa, fundada por una persona que contrata profesores. Las escuelas privadas de la ciudad que forman parte de este colectivo son Aulos, Nova Escola, Philippe Le Gall, Fábrica de Sons, Rossini, Adagio, Aquilino Jacob, Pequeño Mozart, y en breve esperan que se sumen las de Galén, Fingoi, Daygaku, Perkusiona, María Castaña, Cántigas e Frores y Tradescola.

Desde la plataforma incluso señalan que la escuela está causando perjuicio al Conservatorio de Música y recuerdan que las escuelas privadas ofrecen, además de una formación personalizada, formación alternativa, de instrumentos que no se ofrecen a través de los cauces oficiales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Escola Municipal de Música desleal?