Aprender idiomas tomando cañas en Lugo

La iniciativa cultural, que cumple tres años, tiene cada día más adeptos 

Wykes, de camisa de cuadros, entre los asistentes al encuentro de hace una semana.
Wykes, de camisa de cuadros, entre los asistentes al encuentro de hace una semana.

lugo / la voz

Hace tres años, Neil Wykes, un inglés que acabó recalando en Lugo, puso en marcha el LLX (Lugo Language Exchange). Se trata de un intercambio cultural, con carácter semanal, que permite aprender idiomas. El aula es un bar y la matrícula que hay que pagar se soluciona tomando una caña, un vino o un refresco. La iniciativa es exitosa, tanto que va aumentando en participantes cada año que pasa. Empezaron asistiendo ocho personas, pero ahora ya acuden una media de veinte.

Estos encuentros culturales son todos los martes, a partir de las nueve y media de la noche, en el Jager Lounge de la rúa da Cruz, 20. Aunque los asistentes aprovechan para perfeccionar los idiomas que conocen, especialmente el inglés, otro de los objetivos es la conexión con personas de otros países y sus culturas.

Hay veces que los visitantes suelen ganar a los locales en cuanto a presencia. En este sentido Wykes, reconoce que hay menos asistencia de lucenses de la esperada y anima a quien tenga un nivel mínimo de inglés a que participe porque, dice, la experiencia vale la pena. El promotor de la iniciativa, que también hace las veces de anfitrión para todos los que llegan por primera vez, considera fundamental la interactuación en el grupo.

Al encuentro semanal asisten personas de diferentes nacionalidades que están en Lugo por cuestiones laborales, de estudios o que ya residen en la ciudad. Entre los participantes los hubo de China, Egipto, Rusia, Brasil y de muchos países europeos.

Los extranjeros buscan conocer aspectos de la cultura española y gallega, además de tratar de perfeccionar el castellano e incluso aprender el gallego. Neil Wykes, por ejemplo, habla y escribe en esta lengua a pesar de que en algunos momentos su cabeza se convirtió en un cóctel con la mezcla de las dos oficiales en Galicia.

El promotor de LLX, iniciativa que no tiene absolutamente ninguna finalidad de lucro, asegura que muchos extranjeros que llegan a la ciudad y quieren aprender español se encuentran con que no se imparte en la Escuela Oficial de Idiomas, a diferencia del gallego. El encuentro de los martes es una oportunidad para aprender o mejorar los niveles. Hay algunos que consiguen buenos resultados en poco tiempo.

Neil Wykes lleva cuatro años en Lugo de los nueve de residencia en España. «Cando cheguei advertíronme de que os galegos eran pechados, pero a miña experiencia non reflexa iso, aínda que, por veces, había máis posibilidades con estranxeiros que con xente de aquí», dijo.

La información del encuentro semanal puede obtenerse en www.lugolanguage.exchange y en www.facebook.com/groups/LuLaX /.

Crónica intercambio cultural

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Aprender idiomas tomando cañas en Lugo