Control a los vencejos de la muralla

Ornitólogos colocan geolocalizadores a 32 de ejemplares para saber a dónde van

Por último le colocan un aparato en su espalda.
Por último le colocan un aparato en su espalda.

LUGO / LA VOZ

¿A dónde van los vencejos que estos días sobrevuelan los cielos de Lugo? Los ornitólogos saben que en breve harán las maletas para emprender un supervuelo de posiblemente veinte mil kilómetros, pero no tienen claro cual es el destino. ¿Kenia, Tanzania u otros países africanos donde en invierno las temperaturas mínimas apenas bajan de los diez grados?

El año que viene es posible que haya datos sobre estas aves porque en los últimos días ornitólogos de la Sociedad Española de Ornitología (SEO) están en Lugo con todos los pertrechos necesarios para atrapar a más de una treintena de ejemplares y colocarles una especie de geolocalizares que aportará valiosísima información. El hecho de que hayan escogido la ciudad, junto con otras de España, es debido a que la colonia lucense de vencejos es de las más nutridas del norte de España.

Al frente del equipo está Javier de la Puente, del área de estudio y seguimiento de la SEO. Ayer instaló su equipo en las inmediaciones de la puerta del Campo Castelo y aguardó pacientemente junto a otro compañero que vencejos adultos reproductores entraran en los nidos que tienen en los huecos de la muralla. El siguiente paso era colocarles unas redes que sirvieran para atraparlos en el momento de la salida. A continuación procedían al marcaje.

La SEO, explicó Javier de la Puente, comenzó a marcar vencejos a través del denominado programa Migra con el fin de poder tener información sobre el destino de estos pequeños ejemplares en los meses de invierno.

En la primera jornada, los ornitólogos consiguieron atrapar a 24. El resto, hasta llegar a los 32, intentarán pillarlos a lo largo de toda la jornada de hoy.

Los vencejos de Lugo llevan un geolocalizador a sus espaldas, como si de una mini mochila se tratara. El aparatito registrará la información precisa para desvelar datos sobre su misterioso viaje. Si el año que viene son capturados de nuevo será posible saber cuál fue su destino. Se trata de una información que los ornitólogos consideran crucial para la conservación de esta especie.

Para poder seguir los movimientos de una mini ave como el vencejo, que solo pesa unos 40 gramos, hay que utilizar tecnología mini. Los aparatos que les colocan son de tan solo seis gramos de peso. Los geolocalizadores registran el nivel de luz en el lugar donde se encuentran y, mediante complicadas fórmulas astronómicas, proporcionan las coordenadas del lugar a donde fue el ave en todo momento. El programa Migra, realizado con la colaboración de la Fundación Iberdrola España, incorpora las últimas tecnologías.

Los pequeños pájaros, que pesan 40 gramos, llevan un aparato que no pasa de 6

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Control a los vencejos de la muralla