Casi la mitad de los encuestados prefieren un gobierno en minoría a los pactos

Miguel Cabana
Miguel Cabana LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

De haber posibilidad de acuerdo, obtiene más apoyo el de PSOE-BNG-Lugonovo que el del PP con Ciudadanos

17 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Curiosidades de la estadística electoral. El día que el PP obtiene en Lugo los mejores resultados en intención de voto también es el día que aparece con menos posibilidades de gobernar. La posible colaboración de Ciudadanos con la lista de Jaime Castiñeira hoy se quedaría en un escuálida suma de 11 concejales en una mayoría de 13. Sin embargo la posibilidad de que Orozco pueda ser elegido alcalde en minoría es hoy más patente que en los días previos, ya que con el apoyo del BNG y Lugonovo podría alcanzar 14 concejales, uno más que la mayoría. No parece fácil que esas cifras le sirvan para confeccionar un gobierno tripartito, porque el líder de Lugonovo, Santiago Rocha, ha dicho reiteradamente que no pactará con imputados. Pero en el caso de permitir que gobierne el partido más votado ?que según la encuesta sigue siendo el PSOE? dispondría de los apoyos suficientes con las formaciones de Rocha y de Rubén Arroxo.A saber lo que harán los nacionalistas para mantener la coherencia, porque después de haber abandonado el gobierno de Orozco por resultar imputado, van a tener difícil explicar que volverían a pactar con él mientras siga imputado. Algo más fácil de justificar tanto para el BNG como para Lugonovo quizá sería permitir que Orozco gobernase en minoría o con apoyos puntuales si es el partido más votado. Bastaría con apoyarle la investidura y dejar que volviese a gobernar en solitario, lo cual también tendrá sus responsabilidades en los respectivos partidos, pero es la última posibilidad que permite el actual sistema electoral. Pregunta obligadaEn vista de que las mayorías absolutas parecen descartadas y de que habrá que depender de pactos o de permitir un gobierno en minoría, Sondaxe formuló a los encuestados en los últimos días la pregunta sobre qué tipo de gobierno les gustaría tener en Lugo.El resultado del sondeo revela que casi la mitad de los encuestados prefieren que gobierne en minoría el partido más votado. Son el 42,2% de las respuestas. Ese es exactamente el modelo que está utilizando Orozco para gobernar en Lugo desde que le imputaron judicialmente y el Bloque abandonó el pacto a consecuencia de ello. A tenor de lo que están arrojando las encuestas, para un alcalde que lleva más de 15 años en el sillón y con la sombra de las imputaciones encima, no parece que sea un modelo que desgaste o castigue demasiado a quien lo practica. Es procedente recordar en este punto la encuesta del pasado fin de semana, en la cual a la hora de votar a un alcalde imputado, casi el 75% de los encuestados dijeron que lo tienen en cuenta. Es decir, el ciudadano preferiría que su candidato no estuviera imputado, pero si finalmente no está condenado ni siquiera fue a juicio, una gran mayoría lo acaba votando igual, porque a Orozco lo siguen eligiendo, a la vista de las encuestas.  ¿Quizá sería más votado todavía si no estuviese imputado? Parece lógico, pero es un supuesto que en este caso no ocurre y no se puede certificar. Coalición de izquierdasEl 24,2% de los encuestados indican que preferirían un gobierno de coalición entre PSOE, BNG y Lugonovo, es decir, de los partidos de izquierda y nacionalistas, que parece un acuerdo en principio más natural. Ese es  el modelo que había en el consistorio lucense (PSOE-BNG) antes de la ruptura del pacto por las imputaciones de Orozco. Coalición de derechasSin embargo, preguntados los ciudadanos por un posible pacto entre los partidos en teoría de derechas, es decir, entre el PP y Ciudadanos, solo el 14,7% se mostró a favor de esta posibilidad. Teniendo en cuenta que los electores de PP y C`s son casi el 45% de los votos, es curioso que solo un 14,7% esté a favor de este pacto. ¿Esto quiere decir que la gran masa de votantes del PP no quiere ese pacto? No parece lógico, porque a la vista de las encuestas sería la única forma de alcanzar el poder. ¿Será más bien que los votantes del PP que quieren castigar, rechazan que se salve agarrándose a C?s? Los análisis poselectorales seguro que lo revelarán.Un 17,5% de los encuestados no saben por que opción decantarse y un 1,5% no contestó.