«El concepto de trabajo para toda la vida ya no es comprensible»

Considera que la flexibilidad de horarios laborales es fundamental


lugo / la voz

La periodista, consultora de comunicación y fundadora de los premios Empresa Flexible, Marisa Cruzado, participó en las jornadas de demografía organizadas por la Xunta en Lugo en el edificio de Abanca.

Como experta en mercado laboral, tiene muy claro que el concepto de trabajo tal y como se conocía en España está agotado, aunque mantiene que es posible conciliar la vida profesional y laboral siempre que haya sintonía entre empresa y trabajadores.

-¿Es posible que las empresas obtengan más rendimiento a coste cero?

-Desde luego es algo tan sencillo como flexibilizar los horarios o adoptar medidas como no celebrar reuniones a última hora, facilitar a los empleados que trabajen en los establecimiento del lugar donde residen en el caso de empresas grandes o aceptar reducciones de jornada de común acuerdo.

-¿Cambio por completo el concepto de trabajo en España?

-Estamos en ello y nos encontramos justo en el momento del cambio hacia la flexibilidad del mercado laboral. Hay que olvidarse de aquellos tiempos en los que una persona entraba a trabajar en un puesto a los 14 años y se jubilaba en el mismo a los 75. Es curioso que los estudiantes todavía valoren más trabajos fijos como profesor o médico, pero es una mentalidad que tendrán que cambiar.

-¿Es una cambio irreversible?

-Es inevitable, el concepto de trabajo para toda la vida ya no es comprensible. Las personas tienen que adaptarse a las necesidades del mercado y al nuevo escenario. La tecnología cambió nuestras vidas por completo e hizo lo propio con el modelo de negocio, lo cual no es malo para nada. Tienen que cambiar su forma de actuar tanto las personas como las empresas.

-¿Empresas y trabajadores están aceptando bien este nuevo escenario?

-Considero que no hay personas reacias y que las propuestas de la patronal son bien acogidas por los trabajadores. El problema se produce en la mayor parte de las ocasiones en la comunicación interna, impidiendo que la plantilla entienda los cambios que le piden hacer y los motivos por los que se hacen. Los cargos intermedios suelen ser de manera bastante habitual un freno en esta cadena de comunicación que debería de ser muy fluida.

-¿Es posible acabar con los horarios maratonianos?

-Insisto de nuevo en que la conciliación laboral puede cumplirse en cualquier ámbito laboral. El problema sucede en algunos sectores como la comunicación, que por mi profesión conozco muy bien, que no se supieron adaptar al nuevo escenario y siguen haciendo jornadas maratonianas. Es preciso que implanten un sistema de turnos racionales en el que los que cierren no tengan que trabajar a primera hora de la mañana y los que llegan temprano puedan marcharse antes del cierre. Es un paso necesario para acabar con jornadas que se dilatan en exceso y que no son beneficiosas para nadie.

-¿Las administraciones se adaptan a los cambios?

-Puede decirse que estamos en un momento horquilla en el que es preciso que las administraciones asuman su responsabilidad, ya que es más que evidente que tienen mucho que decir en un momento de importantes cambios.

marisa cruzado periodista y creadora de los premios empresa flexible

Votación
1 votos

«El concepto de trabajo para toda la vida ya no es comprensible»