Lugo despide a Cacharro Pardo, que es velado en la Diputación

El político, que tenía 78 años de edad y arrastraba problemas de salud, será enterrado el lunes


Lugo

Francisco Cacharro Pardo, ex presidente de la Diputación Provincial de Lugo, recibe en la Diputación que presidó durante 24 años el adiós de los lucenses. Falleció esta mañana a los 78 años de edad. El veterano político, que estuvo al frente del organismo provincial entre 1983 y 2007, tenía últimamente problemas de salud, que en algunos momentos, incluso, requirieron su hospitalización. El entierro tiene lugar a las cuatro y media de la tarde, con un funeral en la iglesia de San Antonio de Padua, de donde saldrá luego la comitiva con destino al cementerio de San Froilán. 

La capilla ardiente quedó instalada a media tarde, y recibió la visita de amigos y conocidos que testimoniaron sus condolencias a la familia. El presidente de la Diputación, José Ramón Gómez Besteiro, y el alcalde lucense, José López Orozco, permanecieron un buen rato en el lugar. 

En su larga etapa al frente de la Diputación Cacharro desempeñó además otros cargos en diversas instituciones y en el partido. Fue concejal en Lugo y senador, así como presidente provincial del PP durante una larga etapa. Esa dedicación a Lugo llegó después de un breve paso por la política gallega en los primeros tiempos de la autonomía, en los que llegó a ser conselleiro de Educación en el primer Gobierno autonómico.

 Durante veinte años que se mantuvo al frentel del partido y de la Diputación de Lugo, logró el aprecio de muchos pero también las críticas y las acusaciones de los que los que consideraban su forma de actuar la de un cacique. Fue en el 2007, tras estallar la operación Muralla, cuando el partido decidió defenestrarlo. Desde entonces, los populares no han logrado todavía recuperar la Diputación. 

En los últimos tiempos, tras haber dejado la política activa, su presencia en la vida del partido era notablemente más reducida.

Buena parte de sus últimas apariciones públicas tuvieron que ver con su paso por los juzgados. Cacharro estuvo imputado por la Operación Muralla, iniciada por la Fiscalía de Lugo por supuestas irregularidades en la adjudicación de obras en la Diputación. El proceso empezó en el 2006, y tuvo en su arranque un llamativo despliegue, incluido un registro en la sede del organismo provincial. Nueve años depués, hace solo unas semanas, el fiscal decretó el sobreseimiento. En un primer momento se había pedido para él una pena de tres años de prisión y diez de inhabilitación. 

Los restos mortales de Cacharro Pardo serán velados en la Diputación, que a primeras horas de la tarde inició los pasos para esa medida. La capilla ardiente se abrirá a las seis de la tarde. Por otro lado, el organismo  provincial ha decretado tres días de luto oficial, y el presidente, José Ramón Gómez Besteiro, ha mostrado públicamente sus condolencias. También lo ha hecho el alcalde de Lugo, José López Orozco.

Perfil

Cacharro Pardo nació en Jaén en noviembre de 1936, pero muy pequeño se traslada a Lugo. Estudió Magisterio en Lugo y se licenció en Pedagogía en Madrid. Padre de tres hijos, fue inspector de Educación. Su salto a la política se inicia cuando es nombrado concejal del Consello de Lugo antes de las corporaciones democráticas y se mantiene hasta el 2007.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Lugo despide a Cacharro Pardo, que es velado en la Diputación