El hombre juzgado por estafa ofrece llevar caballos en barco a 35 países

Su naviera está operativa en Internet, pero no tiene barco para el servicio


lugo / la voz

El hombre que puso en marcha una naviera con sede en la Ronda do Carmen de Lugo y que la semana pasada fue juzgado porque está acusado de un presunto delito de estafa, podría conocer esta semana el veredicto judicial. La empresa puesta en marcha por A. C. A., tiene página operativa en Internet en la que ofrece el transporte de caballos y otras mercancías a un total de 35 países, pero no dispone de barco, según se puso de manifiesto en el juicio de la semana pasada. Tres personas que pusieron dinero para la naviera reclaman su devolución porque se consideran estafados por el promotor.

«Realice sus envíos de forma cómoda y segura a los destinos de nuestras rutas marítimas». Así llama a sus clientes la web de la empresa. Y sus rutas conectan un total de 35 países. Entre ellos Albania, Argelia, Libia, Túnez, Trinidad y Tobago y Venezuela. En el mapa de destinos no falta prácticamente ningún país de Sudamérica.

El promotor de la iniciativa (en la vista declaró una persona que dijo que era socio y que defendió la viabilidad del proyecto) explica a sus potenciales clientes que la constitución de la empresa es de octubre de 2010. Añade que «nace de un proyecto iniciado a principios del año anterior con el fin de ofrecer un servicio de transporte personalizado para los pequeños envíos personales de particulares desde cualquier punto de España y Portugal, coordinando la recogida de sus paquetes para entregarlos a los destinatarios a través de numerosos representantes en los países de las rutas». Una de las especialidades de la empresa sería el transporte de animales vivos, especialmente caballos.

El promotor, que tenía una empresa ganadera y de venta de semen de vacuno, explicó en el juicio que promovió la empresa debido a la crisis del sector en el que se movía empresarialmente. Pensó que un gran negocio sería hacer viajar a animales en barco.

La naviera, dice su web, cuenta «con el personal especializado y los medios necesarios para realizar dicho servicio por lo que los envíos serán velados y realizados en las mejores condiciones». El promotor, a través de un anuncio, trató de captar a marinos expertos. Les daba trabajo, pero a cambio de que se implicaran en la participación de la empresa poniendo dinero que no consiguieron recuperar cuando se dieron cuenta de que la iniciativa no les gustaba. El empresario alegó que ese dinero era a fondo perdido. La cantidad que había que depositar era de 7.000 euros. Expertos marinos pusieron esa cuantía. Ahora intentan recuperarla porque entienden que fueron estafados. El fiscal quiere que el promotor de la naviera sea condenado con dos años de cárcel.

«Ponemos en marcha nuestra oferta de rutas marítimas con la ilusión y confianza de lograr día a día los objetivos de calidad y servicio que nos propusimos allá por el mes de mayo de 2009 cuando esta empresa solo era una idea, sabiendo que los proyectos llevan su tiempo con sinsabores e imprevistos que no podemos controlar hasta su puesta en funcionamiento y que, lamentablemente, no dependen de nosotros al cien por ciento y más en la coyuntura económica que estamos atravesando en los últimos años», dice la web de la naviera con sede en una pequeña oficina de la Ronda do Carmen

«Los proyectos llevan su tiempo y a veces con sinsabores e imprevistos»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El hombre juzgado por estafa ofrece llevar caballos en barco a 35 países