Cuatro décadas como referente de la pujanza de la madera en Sarria

La empresa ahora en concurso abrió sus puertas en marzo del año 1974


sarria / la voz

Muebles La Fábrica ha sido en las últimas cuatro décadas la gran referencia del sector del mueble en una comarca como la de Sarria en la que la madera tiene una enorme relevancia en la economía. La empresa se constituyó oficialmente el 14 de marzo del año 1974 en la zona conocida como Feculera, lugar en el que actualmente mantiene oficinas y un espacio outlet. El gran letrero vertical que identifica a la empresa tras su traslado a la céntrica calle Matías López es una de las imágenes más reconocidas del centro de la villa, a pesar de que hace años que llevaron a cabo un cambio de imagen, trasladando la entrada principal a la parte posterior del edificio que da hacia otra calle y colocando en la fachada el gran logo que ahora identifica a la marca. La aventura empresarial de esta familia sarriana continuó en febrero del año 1998 cuando pusieron en marcha en la localidad de Monterroso De Madera Madera, un espacio dedicado esencialmente a muebles de madera maciza. Apenas un mes después comenzaba a operar en la localidad de A Mariña lucense de San Cibrao De Madera Madera, establecimiento también en la misma línea que el abierto apenas unas semanas antes. El último proyecto de este grupo industrial fue la apertura en el pueblo pontevedrés de Vilaboa hace poco más de una década de otro establecimiento, que al igual que los dos anteriores se denominó, De Madera Madera. La empresa matriz figura en el registro mercantil de Lugo con un capital suscrito de 509.000 euros con Lisardo y María Jesús López Díaz como apoderados. En las otras tres empresas del grupo figuran los mismos cargos sociales, aunque el capital suscrito es únicamente de 3.005,06 euros. Los mejores momentos de este proyecto fueron las décadas de 1980, 1990 y comienzos del 2000 cuando el volumen de ventas era muy elevado y sus responsables llevaron a cabo impactantes campañas publicitarias que hicieron llegar la marca a todos los rincones de Galicia, manteniendo siempre a Sarria como seña de identidad. El apoyo a varios equipos y asociaciones deportivas de la villa fue constante prácticamente desde su fundación. La mayor repercusión fue cuando patrocinó a la Sociedad Deportiva Sarriana, cambiando el color blanco tradicional de las camisetas y pantalones del club por una equipación en la que destacaba el fuerte color amarillo de la empresa, cuyo nombre también figuraba en varios lugares destacados del estadio de Ribela. Otros clubes, como uno de voleibol, también contaron con su respaldo. En los últimos años su presencia en el ámbito social de la villa fue decayendo de manera considerable hasta llegar a un punto en el que ya no tenía posibilidades económicas para continuar apoyando actividades deportivas. En los momentos de mayor esplendor disponía de fábrica propia ofreciendo a sus clientes muebles de una gran calidad con diseños tanto clásicos como vanguardistas. En los últimos años ya había cerrado este apartado de negocio y únicamente se limitaba a funcionar como una mueblería normal. La empresa está ahora en un momento económico complicado del que sus responsables aseguran que podrá salir para recuperar el relevante papel que ocupó durante cuatro décadas en la economía de la comarca de Sarria. historia de muebles la fábrica Los momentos de esplendor fueron entre las décadas de 1980 e inicios del 2000 El grupo patrocinó a varios equipos de distintos deportes de la localidad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro décadas como referente de la pujanza de la madera en Sarria