El foro romano de Lugo se asoma

Las obras en la casa consistorial descubrieron la cimentación de una basílica


lugo / la voz

El foro romano de Lugo va mostrando sus formas a medida que aparecen nuevos restos de sus cimientos en las excavaciones arqueológicas que se van realizando por distintas obras en la ciudad. En la última década han quedado prácticamente definidos su fisonomía y tamaño gracias a la aparición de la cimentación de sus muros perimetrales en diversos lugares. A principios de este mes, durante unos trabajos de ampliación del edificio de la casa consistorial de Lugo, apareció otra cimentación de un muro que los arqueólogos establecieron que corresponde a la basílica que cerraba el foro por el sur.

El foro de Lucus Augusti era una gran plaza pública porticada de forma rectangular, que medía 106 metros de ancho, de este a oeste. En el sentido longitudinal alcanzaba los 176 metros y tenía anejo a uno de sus costados el cardo máximo, la principal arteria de la ciudad en sentido norte-sur, que coincide con lo que hoy es la rúa da Raíña. El foro llegaba por el norte hasta la actual plaza de Santo Domingo, y por el sur hasta donde se halla la sede del consistorio. Y fue precisamente aquí donde, al realizar unas obras de reforma, aparecieron las bases del muro de la basílica. Por el lado sur, los arqueólogos estiman que los pórticos del foro se apoyaban contra las paredes de una basílica.

El foro no estaba exactamente en el centro geográfico de la ciudad romana, sino en su parte más elevada. Se ajusta a los foros de occidente, clásicos y augústeos, alargados en el sentido del eje norte-sur, por lo cual las calles deberían bordearlo; pero, en este caso, es atravesado por el decumano maximo (eje este-oeste), que lo divide en dos partes. En el tercio norte estaría el área sacra, con un templo de Júpiter, mientras que en los dos tercios del sur había un espacio abierto correspondiente a una gran plaza pública, delimitada por naves porticadas en los laterales y el edificio de la basílica cerrando el flanco sur. El área comercial, las tabernae, estaría alineada a ambos lados de la plaza pública y abierta a las respectivas calles laterales o cardos mayores.

El foro era el centro de la vida urbana en la ciudad romana, donde se organizaba la actividad pública de la ciudad: administrativa y también jurídica, porque allí se impartía justicia; y religiosa, porque albergaba los principales templos. Por supuesto, era el centro comercial y también lúdico, ya que acogía espectáculos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

El foro romano de Lugo se asoma