El conductor bebido que causó la muerte de dos amigos evita la cárcel

Establo contra el que impactó el vehículo accidentado.
Establo contra el que impactó el vehículo accidentado.
la voz lugo la voz

El conductor que en las navidades de 2010 ocasionó la muerte de una joven pareja de amigos cuando volvían a casa después de una noche de copas, eludió la prisión. El fiscal consideró que concurrían las atenuantes de reparación del daño y de dilaciones indebidas y rebajó la pena que pedía inicialmente para A. L. D. De cuatro años de prisión pasó a un año y diez meses. El conductor reconoció los hechos y acabó aceptando la pena modificada.

Para llegar a conseguir este beneficio, el acusado ingresó 4.650 euros como parte de la indemnización para los dos menores que quedaron huérfanos. La pena aceptada por el conductor conlleva también la retirada del permiso de conducir por un tiempo de cuatro años.

Las indemnizaciones que deberá hacer efectivas, a través de la compañía aseguradora del vehículo, son las siguientes. A cada hijo del matrimonio fallecido le corresponde la cantidad de 425.356 euros. Asimismo están establecidas cantidad de 9.686 euros para cada uno de los padres de los fallecidos y 39.805 para otro familiar.

El fallo judicial final sobre este luctuoso suceso, ocurrido en el kilómetro 13 de la carretera LU-541, de Rábade a Vilalba, en el lugar de Nete, pasadas las cuatro de la mañana del 26 de diciembre de 2010, dice que el vehículo que conducía el imputado se salió de la vía por la parte derecha y chocó contra tres árboles. Seguidamente impactó contra una mesa ornamental de piedra y, finalmente, acabó empotrándose contra un establo cuya pared derribó, dejando a la vista el ganado.

Como consecuencia del impacto falleció A. V. R., que iba en el asiento del copiloto. Su pareja, A. B. F., que ocupaba el asiento trasero también perdió la vida. El acusado fue trasladado al HULA y con su consentimiento expreso y por escrito, fue sometido a la práctica de una analítica de sangre con la finalidad exclusiva de determinar la tasa de alcohol en sangre o de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias semejantes.

El resultado de la analítica en sangre dio un resultado positivo de 1,62 gramos por litro de alcohol en sangre y 12,60 nanogramos litro de benzoilecgonina y 95,50 nanogramos por litro de diacepan.

El propietario del establo fue indemnizado previamente por la compañía aseguradora, razón por la cual no presentó ninguna reclamación.

El imputado y los fallecidos eran amigos. El día de Navidad del año 2010 fue a verlos a su casa, en la parroquia de Albeiros, en Lugo y les planteó la posibilidad de tomar algo a una discoteca chairega porque había un sorteo. La pareja accedió porque al día siguiente no tenían que ir a trabajar y, además, porque tenían con quien dejar a sus dos hijos.

Los dos huérfanos serán indemnizados con más de 800.000 euros

Un juzgado de Santiago condenó al Sergas a indemnizar a una mujer lucense con 25.000 euros después de haber sido lesionada en un ojo por el rabo de una vaca. Según informó ayer la Asociación Defensor del Paciente, la sentencia condenatoria se produce por el «grave retraso en el diagnóstico».

La mujer sufrió una infección en su ojo izquierdo que fue confundida primero con una conjuntivitis por el médico de atención primaria y después por otra dolencia. «Ni lo uno ni lo otro, sino una grave infección ocular que evolución a úlcera corneal y, cuando fue vista por los especialistas en oftalmología ya era demasiado tarde para evitar la pérdida de visión».

Dice el fallo que no hubo una mínima diligencia del médico de cabecera que no solo provocó el error de diagnóstico inicial sino la tardanza en el tratamiento de la lesión ocasionada por la vaca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El conductor bebido que causó la muerte de dos amigos evita la cárcel