Muere el abuelo de Galicia

Jesús González, de Pedrafita do Cebreiro, falleció a los 107 años. Francisca Barracel, de Allariz, es la mujer más longeva, con 111 años

Jesús González, el año pasado, con el DNI que recoge la fecha de su nacimiento.
Jesús González, el año pasado, con el DNI que recoge la fecha de su nacimiento.

lugo / la voz

Galicia perdió ayer a su abuelo. Jesús González González, de 107 años, falleció por la mañana en la casa de Pedrafita do Cebreiro en la que dio sus primeros pasos a principios del siglo XX y en la que pasó toda una vida de duro trabajo en el campo, labrando fincas y cuidando ganado de sol a sol para sacar a su familia adelante. El lucense, que el próximo 18 de diciembre habría soplado las 108 velas, ostentó el título honorífico durante algo más de un año. Concretamente desde marzo del 2012, cuando se cerraron para siempre los ojos de Luis Nadal Pagés, oriundo de Palamós y que llegó a celebrar los 106 años en la residencia geriátrica de A Coruña donde vivía.

Fue entonces cuando La Voz, a través de una crónica de Pablo Portabales, se hizo eco de la historia de Jesús, que no tuvo inconveniente en posar en la entrada de su hogar junto con dos de sus hijos, Mari Carmen y Manuel, y tocado con su inseparable boina. «O apetito non o perdeu. Come de todo o que lle poñas», destacó aquel día otro de los hijos de Jesús, que tuvo una salud de hierro casi hasta el final a pesar de haber perdido bastante movilidad y de tener problemas de oído y de visión. No en vano, su primer ingreso hospitalario se produjo hace alrededor de un lustro debido a una infección respiratoria. «Na residencia de Lugo quedaron alucinados de que un home que pasaba dos cen anos non tivese aínda ficha», añadieron sus vástagos.

Ambiente sano y natural

Una vida dura, una alimentación natural y el ambiente limpio y sano que se respira a centenares de metros de altura, en el corazón de la montaña lucense, contribuyeron con seguridad a la longevidad del hombre, que en sus tiempos mozos fue fumador. Sus hijos relataron como anécdota que abandonó el tabaco por motivos económicos, para ahorrar el dinero suficiente para pagar su seguro agrario y el de su mujer, Adelaida, que falleció hace varios años y de quien conservó siempre una entrañable fotografía en su habitación. Otra curiosidad: el último carné de identidad de Jesús fue expedido hace cerca de cuatro décadas, el 5 de agosto de 1977. «Vivía con dous fillos», explicó ayer por la tarde el alcalde de Pedrafita, José Luis Raposo, poco después de conocer la noticia. Familiares, amigos y vecinos despedirán a Jesús hoy a partir de las cinco de la tarde en la iglesia parroquial de Pedrafita. Hasta esa hora velarán sus restos mortales en el tanatorio de la población.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Muere el abuelo de Galicia