Desaparecen las estaciones de Figueirido y Chapela entre Vigo y Pontevedra


Si cada vez hay menos estaciones y en las que siguen funcionando paran menos trenes la posibilidad de que exista un día algo parecido a una red de cercanías es prácticamente inimaginable. Ahora mismo, y la ministra lo confirmó el domingo, estamos muy próximos a que el tren Vigo-Pontevedra una ambas ciudades en un tiempo aproximado a quince minutos.

No se trata de algo excepcional ya que la línea Santiago-A Coruña hace tiempo que comunica ambas urbes en treinta minutos, lo que ha modificado hábitos entre los viajeros y disparado su utilización

Sin embargo, para que exista una red de cercanías que facilite la movilidad más sostenible, que es la del ferrocarril, hace falta rapidez pero también frecuencias y, a la vez, paradas intermedias. En esto último la marcha atrás está confirmada.

En la reciente reforma aplicada por Fomento, Galicia ha perdido 94 frecuencias semanales, se han cerrado 26 estaciones y otras 30 lo harán en el futuro. Aunque las líneas más afectadas son Ourense-Puebla de Sanabria y también Ferrol-Lugo, junto con A Coruña-Santiago y Santiago-Ourense, en el sur también tendrá consecuencias.

En concreto, han dejado de existir como estaciones la de Chapela, en la vecina parroquia redondelana, y también Figueirido, cerca de Pontevedra, lo que reduce la relevancia social de la línea Vigo-Pontevedra. Entre Vigo y Ourense se ha cerrado Louredo y tres tendrán una sola parada: Sela, Crecente y Barbantes, lo mismo que en la redondelana Cesantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Desaparecen las estaciones de Figueirido y Chapela entre Vigo y Pontevedra