Galicia tuvo la primavera más fría desde 1986 y la octava más lluviosa del último medio siglo

La mayor parte de la comunidad registró temperaturas por debajo de los valores normales, con una anomalía media de -0,8 grados, en algunas zonas incluso de -1,5


redacción / la voz

Que el verano del 2013 vaya a ser el peor de los últimos 200 años, como pronosticó un canal francés, aún está por ver. Lo que sí se sabe ya es que la primavera que acaba de terminar -la meteorológica, la astronómica no lo hará hasta el próximo día 21- ha sido fría y húmeda en Galicia. La más fría desde 1986 y la octava más húmeda desde 1961.

Según MeteoGalicia, que ha realizado el balance de la estación, la mayor parte de la comunidad registró temperaturas por debajo de los valores normales, con una anomalía media de -0,8 grados, en algunas zonas incluso de -1,5. En conjunto, la temperatura media esta primavera fue de 10,7 grados, mientras que en los períodos climáticos de referencia es de 11,5. Esta anomalía negativa se debe, principalmente, a que, aunque abril resultó térmicamente normal, marzo registró temperaturas muy bajas en la mitad sur de Galicia y mayo fue también muy frío (2 grados por debajo de su promedio habitual). La máxima más alta, sin embargo, fue de 31,2 grados y se alcanzó precisamente ese mes, el día 13, en el concello ourensano de Arnoia. La mínima más baja, 9,2 grados bajo cero, la registró Manzaneda a mediados de marzo.

La primavera, revela el informe de MeteoGalicia, también fue bastante lluviosa y se recogió un 45 % más de agua de la normal: se acumularon de media 463 litros por metro cuadrado, cuando el promedio climático en la comunidad durante la estación es de 321. La culpa la tuvo el mes de marzo, cuando llovió un 172 % más de lo normal con la continua llegada de borrascas y sistemas frontales del océano Atlántico, porque abril se mantuvo en los márgenes habituales y mayo fue incluso seco (llovió un 29 % menos).

1.001 litros en Fornelos

El oeste de A Coruña, el fondo norte de la ría de Arousa y el interior de Pontevedra, sobre todo, la sierra do Suído, fueron las zonas con más abundancia de precipitaciones. El valor máximo estacional se registró en el concello pontevedrés de Fornelos de Montes, con 1.001 litros. Donde menos llovió fue en Ourense (Verín acumuló la cantidad mínima, 234 litros) y el sur de Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Galicia tuvo la primavera más fría desde 1986 y la octava más lluviosa del último medio siglo