El golpe de Álvaro duele a todos

Ignacio Meitín Buján
I. MEITÍN BUJÁN VIVEIRO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

El jugador del Alfoz permanece hospitalizado y evoluciona de forma muy favorable

18 oct 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Una profunda conmoción se respira en el fútbol mariñano por el grave suceso ocurrido el pasado domingo en el campo municipal de Xermade. El jugador del Club Deportivo Alfoz Álvaro Otero tuvo que ser intervenido de urgencia en el Hospital Universitario Lucus Augusti, de Lugo, por un coágulo de sangre en la cabeza que se le formó como consecuencia de un fuerte golpe con un defensa del equipo rival. Sufrió además una fractura en el cráneo y otra en la órbita de un ojo, entre otras lesiones aunque de menor consideración.

El violento golpe que se llevó el deportista viveirense duele a todos. Compañeros, rivales y antiguos entrenadores lamentan el percance y lanzan mensajes de ánimo al futbolista, que permanece hospitalizado y evoluciona de manera muy favorable.

«Aún estoy en estado de shock, muy disgustado y preocupado. Es un chaval muy entrañable que no se merecía un susto así. Le deseo de corazón que se recupere pronto», declaró Pichi, su entrenador en el Alfoz, visiblemente afectado por lo ocurrido.